La línea 2 de Aucorsa, la primera en adoptar los códigos Navilens para invidentes


Bellido afirma que éste es "un paso más en el objetivo que nos marcamos de hacer de Córdoba una ciudad accesible"

aucorsa, navilens
Miguel Ángel Torrico, José María Bellido y Ana Tamayo. /Foto: LVC

Las personas invidentes tienen desde ahora más fácil viajar en la línea 2 de Aucorsa, que es la primera en adoptar el código Navilens, “un sistema de orientación muy fino”, como lo ha definido el delegado de Accesibilidad e Inclusión, Bernardo Jordano, par explicar ese método que se implanta por primera vez en Andalucía.

aucorsa, navilens
Miguel Ángel Torrico, José María Bellido y Ana Tamayo. /Foto: LVC

El código Navilens formalmente es como el QR pero con colorines. Su principal ventaja es que puede ser detectado por la cámara de un teléfono móvil hasta una distancia de 20 metros. Una vez localizado, ofrece un audio por la información decidida. En el caso de los autobuses de Aucorsa se refiere a la parada, la línea o el tiempo que tarda en llegar.

Ha sido la ONCE la que ha pedido que los primeros códigos Navilens se instalen en la línea 2, porque tiene un alto número de usuarios y su destino es el hospital Reina Sofía. En un principio se instalará en 20 paradas y la intención de Jordano es implantarlos en toda la red de Aucorsa.

La directora de la ONCE en Córdoba, Carmen Aguilera, ha mostrado su satisfacción por esta iniciativa del gobierno municipal y ha señalado que la misma “hace una Córdoba mucho más accesible”.

Códigos Navilens en el casco histórico 

Estos códigos Navilens de la línea 2 van a estar durante un tiempo de forma experimental “para ver las mejoras que se pueden introducir en el sistema”, como ha explicado el alcalde, José María Bellido, quien ha añadido que éste es “un paso más en el objetivo que nos marcamos de hacer de Córdoba una ciudad accesible”.

Pero los códigos Navilens no van a quedar circunscritos a Aucorsa. Jordano ha adelantado su intención de implantarlos en el casco histórico, lo que no sólo van a ser una ayuda para los invidentes, sino que también van a ofrecer a todo el mundo -Navilens funciona con más de 30 idiomas- información sobre rutas, monumentos o enclaves de la ciudad.