OPINIÓN | Te vas de vacaciones y te echan de tu casa


Los vecinos están asustados y mientras Vox denuncia persistentemente que se tomen medidas

vacaciones ocupaciones
Calle Mediabarba en Lucena./Foto: LVC
vacaciones
Calle Mediabarba en Lucena./Foto: LVC

La colisión de derechos, y más cuando son fundamentales, suele tener tantas aristas que, al final, suele ser un tribunal el que dirime. Y así el derecho a la vivienda ha sido esgrimido durante los últimos años, para tratar de justificar la ocupación ilegal.

El argumento viene de los juristas de la izquierda, con ese sesgo tendencioso e infantiloide de justificar con cualquier argumento lo injustificable. Si bien, su mensaje ha calado y bien. Primero, con aquello de que se ocupaban viviendas de los grandes propietarios (terratenientes inmobiliarios), como si tener propiedades fuese un delito tipificado en el Código Penal. Amén de que la ética y la moral no están reñidas con ganarte bien la vida, ser inteligente, capaz y prosperar. Pero eso molesta y mucho a la progresía, que prefieren a un pueblo, que llaman suyo, empobrecido e ignorante. Mucho más fácil de dominar, claro está.

Luego vino lo de los bancos, que malos son. Sobre todo, cuando no te prestan dinero porque no tienes oficio ni beneficio y vives del subsidio ¿Usted le prestaría dinero a alguien así? La pregunta es retórica.

Y, ahora, te vas de vacaciones unos días (cual capitalista maligno con nómina de 1.400 eurazos al mes) y cuando vuelves de tu descanso, mira por donde te han ocupado la casa y te tienes que buscar la vida, irte de alquiler y pedir prestado a amigos y familiares. Esto se ha visto esta semana en televisión y, casi a diario, asistimos a unas leyes que, si antes eran laxas, ahora se van a cambiar para proteger al asaltante, con dos riles.

Todo el mundo tiene derecho a una vivienda digna, pero hete tú que donde hay okupas suele haber los mismos conflictos que en las zonas donde hay narcopisos. Debe ser el paraíso residencial de Podemos y Cía. Esto se vive en todas partes y, esta semana, lo hemos visto en Lucena, en la calle Mediabarba.

Los vecinos están asustados y mientras Vox denuncia persistentemente que se tomen medidas, lo que se creó en el Ayuntamiento fue una mesa de trabajo. Esto es, el equivalente a una comisión y la certeza de que, en consecuencia, no se va a hacer nada. Por lo que solo queda desear suerte a los vecinos y buenas dosis de resignación o de ansiolíticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here