Cambian las condiciones mínimas para la instalación de ascensores


La Gerencia Municipal de Urbanismo regula las condiciones para la obtención de la licencia

ascensores ascensor
Instalación de ascensor. /Foto: JC
ascensores ascensor
Instalación de ascensor. /Foto: JC

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) ha decidido modificar las condiciones mínimas que deben reunir los inmuebles ya construidos en los que se quiera instalar un ascensor. De este modo se fijan los requisitos mínimos que deben observar todos aquellos proyectos que se presenten para la obtención de la preceptiva licencia.

Al instalarse los ascensores en edificios ya construidos y con una antigüedad variable, la Gerencia de Urbanismo hace la salvedad para aquellos inmuebles en los que se acredite que viven personas mayores de 70 años o que en el edificio residan, trabajen o colaboren discapacitados como voluntarios altruistas. También se contempla que “no exista otra opción posible de comunicación vertical accesible y la intervención se constituye, por tanto, en la única vía de solución para la movilidad independientemente de las personas con movilidad reducida”.

Entre las condiciones que se establecen en esta normativa que está en vías de aprobación está la de mantener una distancia de tres metros frente a aquellas ventanas que den luz a salones, dormitorios, comedores y cocinas, así como que se podrá reducir el ancho de las ventanas “siempre que se respete la superficie mínima de ventilación, que corresponde al 10% de la superficie de la habitación a ventilar”. 

Condiciones para los patios

Una vez instalado el ascensor, en el patio resultante se deberá inscribir un círculo de tres metros de diámetro y también contemplan las nuevas condiciones que se deben contemplar en la ventilación de la escalera. En cada planta debe haber un hueco no inferior a un metro cuadrado y en los inmuebles de menos de 14 metros de altura de admite que el hueco esté en el portal y en el castillete de la escalera, para la evacuación de humos en caso de incendio.

Cuando el ascensor se instala en el hueco de la escalera, estas nuevas condiciones fijadas por la Gerencia de Urbanismo estipulan que “pueden ocupar toda la superficie de los huecos existentes y se permite, en caso de necesidad, la reducción del ancho de los tramos de las escaleras hasta 80 centímetros”.

También se regula la accesibilidad al edificio y se contempla la construcción de rampas a la vez que “no se le ponen trabas a las propuestas de acceder a un ascensor desde las mesetas intermedias de las escaleras, puesto que resulta menor obstáculo el subir o bajar un solo tramo de escalera que esta en su totalidad”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here