Las casetas asumen la segunda suspensión de la Feria de la Salud


Los colectivos afrontan un nuevo año sin poder celebrar a final de mayo una fiesta tradicional

caseta casetas feria arenal
Ambiente en la Caseta Bomberos. /Foto: LVC

Durante dos años consecutivos no se celebrará la Feria de Nuestra Señora de la Salud. La evolución de la pandemia desaconseja este festejo y así lo asumen los distintos colectivos que año a año se encargan de dotar de vida el recinto de El Arenal durante la semana final de mayo. La salud es lo primero y, si nos cuidamos, tiempo habrá de divertirse. 

El Ayuntamiento ha anunciado la suspensión de la Feria de este año con el tiempo suficiente, antes de poner en marcha la maquinaria administrativa que es imprescindible para el desarrollo de esta celebración. Es el caso de la publicación de las bases para las casetas y para las atracciones, los contratos de los distintos suministros y servicios, así como, entre otras muchas cosas más, el montaje de la portada, que muchos años está prácticamente terminado en Semana Santa.

1550644420 Caseta Rescatado 6
Caseta “La Priostía”, de la hermandad del Rescatado. /Foto: Jesús Caparrós

Los diversos colectivos que instalan casetas en El Arenal han acogido este año la noticia con la resignación que da el ver venir una situación que no va a mejorar lo suficiente para finales de mayo, así como el convencimiento de que una actitud responsable es la mejor medida contra la pandemia del coronavirus.

Así lo explica Eva María Pavón, de la hermandad del Rescatado, quien señala que “Dios quiera que termine este año, en el que las hermandades tampoco podrán montar la caseta en El Arenal con el consiguiente prejuicio económico que ello conlleva ya que es una de las fuentes de ingresos más importantes del año”.

Jorge Díaz es el presidente de la Asociación de Bomberos Profesionales de Córdoba, encargada de montar una de las casetas de mayor ambiente en la Feria de la Salud. A él, la noticia de la suspensión no le ha causado sorpresa: “Lo dábamos por hecho, porque por nuestro trabajo sabemos cómo está la situación”. Es más, este bombero, desde su punto de vista personal, también ve en el aire la Feria de 2022, porque “no tiene vista de que este año tenga una solución clara”.

caseta casetas feria arenal
Ambiente en la Caseta Bomberos. /Foto: LVC

Nada más cruzar la portada de la Feria, la primera caseta que llama la atención es la de la Peña Flamenca Fosforito. Todo un clásico en El Arenal. Su presidente, José Gregorio Ramírez, explica que la decisión adoptada por el Ayuntamiento era la que ellos esperaban, puesto que “es difícil que para mayo estuviera el tema controlado con las vacunas”.

Muchos de los colectivos que instalan caseta en la Feria de la Salud tienen en la misma una fuente de ingresos para sus actividades. Las hermandades, las peñas y otros colectivos esperan cada año que la caja registradora de la barra eche humo y que la lluvia no aparezca sobre la ciudad. Pero la situación actual es distinta: dos años consecutivos de suspensión, lo que significa dos años de cero ingresos.

Otra Feria sin ingresos

Para la Peña Fosforito es un golpe en la línea de flotación de los actos que programan durante todo el año. Los ingresos de la caseta vienen a suponer un 80 por ciento de este presupuesto, porque “con las cuotas de los socios no puedes hacer las actividades”. Pero, claro, la pandemia también impide la celebración de estos actos. José Gregorio Ramírez explica que tienen toda la actividad paralizada desde marzo del año pasado y que desde entonces sólo han celebrado un recital en el parador de La Arruzafa, con 20 personas en el aforo permitido, y “no tuvo el sabor que hubiera tenido en la peña”.

caseta casetas feria arenal
Caseta de la Peña Fosforito. /Foto: LVC

La situación de las cofradías no es muy diferente. Pavón explica que en el caso del Rescatadova para dos años que no genera ingresos y va para dos años que la hermandad sufre la pérdida de esa forma de financiarse que no puede suplir con ninguna otra iniciativa, porque sabedores y conocedores de las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias, no debemos ni podemos reunirnos”.

El caso de los bomberos es distinto. La asociación que los agrupa sólo tiene el fin de celebrar cada año la Feria de la mejor manera posible, aunque, como explica Jorge Díaz, la suspensión les provoca el gasto de abonar cada mes el alquiler de la nave donde guardan todo el material de la caseta y que deben aportar de sus bolsillos, ya que no hay ingresos. 

caseta casetas feria arenal bomberos
Ambiente en la Caseta Bomberos. /Foto: LVC

Pavón describe que la situación les lleva ya dos años “sin saetas y sin sevillanas”. Pero esto esconde el trasfondo de que ante la falta de ingresos la hermandad ve mermar sus fondos para otras actividades que con la pandemia se han demostrado prioritarias. “Hay hermanos, conocidos y allegados que lo están pasando mal y que no podemos dejar ahora en la estacada, porque ellos no lo harían”, señala. La solución pasa indefectiblemente por “arrimar el hombro en momentos tan difíciles como estos, donde todos lo estamos pasando francamente mal, y que aún sin poder y sin apenas ingresos seguimos al pie del cañon ayudando a los que más lo necesitan”.

La nostalgia del recuerdo

El presidente de la Peña Flamenca Fosforito asume que si quieren, y pueden, organizar algo este año tendrán que recurrir a las subvenciones de la Junta y del Ayuntamiento, porque más allá del espectáculo ellos piensan en los artistas, porque “es el oficio de mucha gente que vive de esto”. 

Jorge Díaz es rotundo y ve inviable cualquier otra alternativa. “Es triste que no podamos estar este año, porque ha sido siempre un referente y la gente le tiene aprecio”, afirma. Para él, y para muchos, queda la nostalgia del ambiente familiar de la Caseta Bomberos que es “muy familiar y tradicional al mediodía”, que por las tardes cambia a un público más juvenil y por la noche es la fiesta total.