Defensa afirma que la base logística es un proyecto “único y pionero en el mundo”


Será un centro moderno que incorporará sistemas basados en la robótica, inteligencia artificial, impresión en 3D, Realidad Virtual y Aumentada, etcétera

base Ejercicio en campo de la Brigada X.
Ejercicio en campo de la Brigada X. /Foto: LVC
base Ejercicio en campo de la Brigada X.
Ejercicio en campo de la Brigada X. /Foto: LVC

El Ministerio de Defensa ha emitido hoy un comunicado en el que amplía la información sobre la base logística que se asentará en Córdoba y afirma que “el Ejército de Tierra viene trabajando en la racionalización de sus estructuras de apoyo logístico desde hace más de diez años, con la idea de mejorar la eficacia y reducir costes en el mantenimiento de la infraestructura, dada la antigüedad de las instalaciones actualmente ocupadas por los 12 centros en servicio” en la actualidad.

Desde que se iniciaron los trabajos para la transformación del Ejército hacia la futura Fuerza 2035, este proyecto de base logística ha cobrado una mayor trascendencia y está indisolublemente ligado a la necesidad de incorporar a todos los procesos del Ejército de Tierra el soporte tecnológico necesario. La nueva Base, explica, será un centro moderno que incorporará sistemas basados en la robótica, inteligencia artificial, impresión en 3D, Realidad Virtual y Aumentada, etc. para ello, contará con la colaboración de la Universidad de Córdoba. Esta alta tecnología va a permitir una optimización del personal militar, aumentando el disponible para la Fuerza.

La nueva base será amortizada en breve

Se trata de “un proyecto de Estado, al ser único y pionero en el mundo”. La inversión necesaria para acometer este innovador proyecto se amortizará en un breve período de tiempo, repercutiendo positivamente en el erario público. Así mismo, las capacidades estratégicas del Ejército pueden ser aprovechadas por las Fuerzas Armadas, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, otros sectores de la Administración e incluso ejércitos aliados. Además, han sido incorporadas las lecciones aprendidas de la operación “Balmis”, para que el renovado potencial logístico que dicha base proporcionará al Ejército pueda ser puesto al servicio de la sociedad.

El principal reto es la sincronización, ya que se debe realizar la transición del actual modelo al nuevo sin pérdida del apoyo logístico. La necesidad de mantener la cadena logística operativa y los esfuerzos en atender de manera preferente las diversas circunstancias del personal militar y civil implicados condicionan la hoja de ruta para la transición.

Durante este tiempo, la actividad en los centros actuales se mantendrá hasta la completa puesta en marcha de la nueva Base, de forma que el apoyo logístico esté siempre garantizado. En ese sentido, se busca que el proyecto tenga el menor impacto posible en el personal civil y militar. No se tienen previstos traslados forzosos de personal civil.

Una vez que la nueva base se encuentre a pleno rendimiento en Córdoba, generará unos 1.600 empleos todos altamente cualificados, con el consiguiente beneficio para la zona de implantación de la Base Logística.

La futura base recibirá el nombre de Base Logística General de Ejército Javier Varela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here