Los profesionales del Reina Sofía realizan 185 trasplantes en órganos en 2020


La generosidad de la sociedad y la implicación de los equipos del centro han permitido este último año superar cifras en algunos programas

Profesionales durante la realización de un trasplante hepático./Foto: LVC
Profesionales durante la realización de un trasplante hepático./Foto: LVC
Profesionales durante la realización de un trasplante hepático./Foto: LVC
Profesionales durante la realización de un trasplante hepático./Foto: LVC

El Hospital Universitario Reina Sofía realiza un balance satisfactorio del programa de donación y el trasplante de órganos y tejidos de 2020, un año de especial complejidad marcado por la pandemia por coronavirus. Los 185 trasplantes de órganos que se llevaron a cabo el pasado año han permitido llegar a 5.016 trasplantes de los diferentes órganos a lo largo de los 42 años de vida de este programa. En total, se han efectuado en todo este tiempo 1.882 trasplantes de riñón, 1.490 hepáticos, 711 de corazón, 692 pulmonares, 241 de páncreas y 3.424 de tejidos (1.463 de córneas y 1.961 de médula ósea). La generosidad de sociedad cordobesa ha motivado que 1.112 familias hayan dicho sí a la donación desde el inicio. 

Los 185 implantes de órganos de 2020 representan el 27% de todos los realizados en Andalucía -uno de cada cuatro-. Concretamente, fueron 69 trasplantes renales, 46 hepáticos, 14 de corazón, 7 de páncreas, 49 pulmonares (la mitad bipulmonar) y 131 de tejidos (69 córneas y 62 de médula ósea). Además, se registraron 30 donaciones de familias generosas que con su aceptación han regalado vida a muchos pacientes.

El año que acabamos de despedir ha registrado un descenso de la actividad global de trasplantes en nuestro país y en Andalucía por la crisis sanitaria de la covid-19. A pesar de esta realidad, algunos programas de trasplantes de este hospital han experimentado un crecimiento respecto al año anterior como es el caso de pulmón y también de corazón, dándose la circunstancia de que algunos de sus profesionales -fundamentalmente de Neumología y Medicina Intensiva– han tenido que compatibilizar esta tarea con las de asistencia en la primera línea de la pandemia. Aunque el ritmo se ha frenado, el Hospital Reina Sofía sigue ocupando una posición excelente en el ámbito nacional en lo que a donación y trasplantes se refiere. 

Por otra parte, el número de trasplantes pulmonares pediátricos se ha reducido gracias a que cada vez son menos los niños que necesitan este tipo de tratamiento. Este hecho se debe al avance en los tratamientos frente a la fibrosis quística -principal patología que lleva a la necesidad del trasplante de pulmón en niños-, lo que en la actualidad les permite alcanzar la edad adulta sin llegar a necesitar el implante en muchos casos. Concretamente, en los últimos 10 años, el hospital ha experimentado una reducción del 62,5% en el número de trasplantes infantiles pulmonares. 

Del balance del pasado año también destaca la realización de 12 trasplantes infantiles (6 hepáticos, 4 de corazón, 1 pulmonar y 1 de córneas). Especial mención por su complejidad y participación de equipos multidisciplinares merecen los trasplantes combinados realizados el pasado año (7 de páncreas-riñón y uno de hígado-riñón) y los de donante vivo (2 hepáticos y 1 de riñón).