Los impresos municipales dejarán de ser farragosos


Los principales beneficiarios de esta medida son los integrantes del colectivo de discapacidad cognitiva, aunque "al final, el abanico es más amplio", según Jordano

impresos
Bernardo Jordano. /Foto: LVC
impresos
Bernardo Jordano. /Foto: LVC

Es una realidad. Cuando uno se enfrenta a rellenar los impresos para cualquier Administración hay veces que no entiende lo que pone o lo que se le pide, y no es que esté mal redactado, sino que la inercia del lenguaje administrativo ha llegado a un nivel que excluye de su comprensión a una parte de la sociedad.

La Delegación de Accesibilidad del Ayuntamiento se ha decidido a poner fin a esta situación con “la adaptación de toda la documentación física y electrónica para las relaciones de los ciudadanos con esta Administración”, como ha explicado el concejal Bernardo Jordano. El Consistorio, ha añadido, “será la primera Administración en Andalucía en garantizar el derecho a comprender”.

Los principales beneficiarios de esta medida, enmarcada dentro de la accesibilidad universal, son los integrantes del colectivo de discapacidad cognitiva, aunque “al final, el abanico es más amplio” y muchas más personas, por las más diversas razones, van a agradecer esta adaptación de los impresos municipales a la denominada “lectura fácil”.

El trabajo lo está realizado el Instituto de Lectura Fácil SCA, de Sevilla, y aplica unas normas UNE de estandarización. Una vez terminada la adaptación de los impresos se les facilita a personas con discapacidad cognitiva para garantizar la calidad del trabajo realizado.

Impresos que serán de lectura fácil

Jordano ha aportado el dato del Consejo General del Poder Judicial de que “el 82 por ciento de la población no entiende la información jurídica”. Por este motivo se adaptan los impresos con “frases cortas, vocabulario simple, referencias en los márgenes” para alcanzar el objetivo de que sean comprendido por el mayor número de personas posibles.

Dentro del amplio catálogo de impresos de que dispone el Ayuntamiento de Córdoba, esta adaptación a la lectura fácil incluirá a los más habituales, como la modificación de datos del Padrón, las hojas de reclamaciones, las solicitudes de matrimonios civiles, o todo lo relativo a venta ambulante o vía pública, entre otros muchos casos.