Una década de Córdoba sin caja de ahorros


Cajasur pasa en 2011 a ser una entidad bancaria dejando atrás un protagonismo social de primer orden

Sede central de Cajasur. /Foto: LVC

Hace justo una década vivía la ciudad uno de los cambios más importantes en su historia reciente. Aquel 2 de enero de 2011 comenzaba a operar oficialmente Cajasur Banco, dependiente a todos los efectos de la entidad vasca BBK, lo que suponía la desaparición de la última caja de ahorros de Córdoba, que tanto protagonismo había tenido en la importa de Córdoba en las últimas décadas.

cajasur
Fachada de una oficina de Cajasur. /Foto: LVC

El 2 de enero de aquel año, que fue el primer día en el que abrieron las oficinas de la entidad, los clientes no advirtieron nada extraño. El nombre de Cajasur aparecía por todos lados, la imagen de la entidad seguía en magenta y la paloma gozaba del don de la ubicuidad. 

A este cambio se había llegado, como es sabido, tras la negativa de los anteriores rectores a su fusión con Unicaja y la consiguiente intervención por parte del Banco de España durante un periodo comprendido entre el 22 de mayo y el 31 de diciembre de 2010. En este periodo, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) buscó un comprador de la caja, cuyo nombre se conoció el 16 de julio. BBK resultó la entidad elegida de entre las cinco candidatas, dos de ellas andaluzas: Unicaja y Cajasol.

La sede se va de Córdoba a Bilbao

Poco después, en septiembre, se constituía jurídicamente BBK Cajasur Bank SAU, como filial de BBK y heredera de todo el activo y el pasivo de la entidad cordobesa, con un domicilio social en Bilbao, bastante alejado de la capital cordobesa, lo que no sentó nada bien.

Córdoba
Sede central de Cajasur. /Foto: LVC

En aquellos días, los cordobeses estaban embelesados con la candidatura de Córdoba a la Capitalidad Cultural de 2016, en la que estaban puestas todas las ilusiones. En el horizonte se vislumbraban ya las elecciones municipales de mayo de ese año, que vendrían a poner fin al ciclo de 12 años de gobierno de Izquierda Unida en el Ayuntamiento. En el plano más cercano, la calle Cruz Conde estaba levantada en obras en medio de un debate de esos que tanto gustan en la ciudad sobre peatonalización sí o no.

Mientras tanto, comenzaba a desaparecer de forma pausada la Cajasur que habían conocido los cordobeses hasta ese momento con su pérdida de protagonismo social, la que era capaz de tener tres exposiciones de arte a la vez, la que pagaba los carteles de todas las verbenas y los talonarios de lotería de Navidad de cofradías y peñas, la que repartía camisetas y gorras para cualquier evento, la que publicaba todos los libros inimaginables, con un aporte impagable a la historiografía de muchas localidades, que ahora están desamparadas.

De la Obra Social a la Fundación Cajasur

La antigua Obra Social y Cultural ha dado paso a la Fundación Cajasur, una entidad más ágil que no sólo se limita a la gestión del Palacio de Viana, sino que además desarrolla una importante labor de mecenazgo y de ayuda a numerosas ONG y entidades sociales.

cajasur
Sucursal bancaria de El Guijo cerrada en 2020.
/Foto: LVC

La plantilla, tan envidiada por muchos, comenzó a menguar. Los 3.100 trabajadores iniciales comenzaron a reducirse con prejubilaciones y despidos, a la vez que se aplicaban ERTE a los que quedaban. Este proceso fue paralelo al cierre paulatino de oficinas, que en algunos casos se justificaban por la duplicidad, hasta que hubo pueblos y barrios de Córdoba que se quedaron hasta sin cajero automático, que era el último consuelo para muchos.

Ahora, al cabo de una década, ya saben los cordobeses que Cajasur no es una caja de ahorros sino un banco, con todo lo que esto conlleva. El objetivo no es otro que aportar beneficios a la matriz BBK, que han ido subiendo de forma exponencial. Así, de los 2,9 millones generados hace justo una década se ha pasado a los 22 millones de 2019, que es el último año contabilizado.

Del color magenta y de la paloma ya no queda apenas rastro alguno en las calles de Córdoba y mucho menos en los pueblos de la provincia. Las camisetas, los llaveros y los ceniceros de la antigua Cajasur son el símbolo de otra época y se cotizan como piezas de coleccionista tanto en Wallapop como en TodoColección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here