La esperanza de San Juan de la Cruz


La residencia perteneciente a la Obra Pía de la Santísima Trinidad ha sido una de las primeras en recibir la vacuna contra el coronavirus en Córdoba capital

Vacunación en San Juan de la Cruz / Foto: Jesús Caparrós

A eso de las seis y cuarto de la tarde había expectación en la calle Buen Pastor. El equipo sanitario que había estado unas horas antes justo unos metros más arriba, en la residencia San Rafael, comenzaba a administrar la vacuna entre los residentes de San Juan de la Cruz. Tras estos meses de pandemia, en los que los centros geriátricos han sido carne de cañón para los contagios con consecuencias mortales en muchos casos, el inicio del proceso de vacunación que ayer comenzó en Andalucía viene como agua bendita.

“El proceso ha sido muy rápido. han tardado una hora aproximadamente en tenerlos vacunados” nos comenta Carmen Nevado, directora de un centro que cuenta con 82 plazas residenciales y 10 plazas de Unidad de Estancia Diurna, en donde se atiende a una tipología muy variada de mayores, contando con personas con alzheimer u otras demencias y personas muy dependientes para las actividades de la vida diaria. 

5c02a459 24f8 465d adc0 b39b73b44975 1
Vacunación en San Juan de la Cruz / Foto: Jesús Caparrós

Han sido 66 mayores y 4 trabajadores los que han recibido la vacuna. “Como los viales dan para 5 dosis y sobraban 4 dosis, entonces se han vacunado a 4 trabajadores” matiza Nevado, que aclara que no se han podido vacunar a todos los residentes porque algunos, antes de ingresar, tenían determinadas alergias a ciertos medicamentos ” y no sabíamos si esa personas habían tenido alguna reacción de importancia antes de entrar en la residencia”. Debe ser el médico quien valore, una vez revisado el historial clínico de estas personas, la administración de la vacuna. En total son 10 los que no la han recibido.

Los abuelos, en general, la han recibido con alegría, salvo aquellos que por su enfermedad no son conscientes de muchas cosas de su alrededor o “alguno que era reacio al pinchazo”. También ha habido dos que por expreso deseo de los familiares no han sido vacunados. 

067fefb9 20a6 4670 8eb7 ef3f219ef29c 1
Vacunación en San Juan de la Cruz / Foto: Jesús Caparrós

Estamos agotados pero felices, porque es mucho lo que hemos pasado“, dice sonriendo Carmen Nevado. “Vemos ya el principio del fin”, concluye.

“Mil gracias derramando paso por estos sotos con presura…” dejó escrito San Juan de la Cruz en su Cántico espiritual. Ayer en el edificio que lo acogió a su paso por Córdoba en 1586, todo era gratitud. Y esperanza por ver el final de una pandemia que ya se ha llevado a demasiados.