El Pleno muestra su rechazo a la Ley Celaá


Torrico afirma que la diferencia entre PP y PSOE es que "ustedes dicen lo que tienen que hacer y nosotros damos libertad para poder elegir"

ley ordenanzas presupuesto
Sesión del Pleno del Ayuntamiento. /Foto: LVC
ley
Sesión del Pleno del Ayuntamiento. /Foto: LVC

El Pleno ha aprobado mostrar su rechazo a la conocida como Ley Celaá por ser “un ataque a la libertad” como han defendido los grupos que han votado a favor de la enmienda que ha contado con la mayoría de votos.

El resumen de esta postura ha estado en el final de la segunda intervención del portavoz popular, Miguel Ángel Torrico, quien dirigiéndose a la bancada del PSOE ha afirmado que “ustedes defienden esta ley porque no creen en la libertad”

En la misma línea se ha pronunciado la portavoz de Vox, Paula Badanelli, al señalar que “el verdadero escándalo es que se atente contra la libertad de los padres a poder elegir y también al derecho de los niños a recibir una educación u otra”.

Una ley tramitada “con nocturnidad y alevosía”

Desde Ciudadanos, Isabel Albás, ha cargado contra la Ley Celaá por tramitarse “con nocturnidad y alevosía, por colarla en un estado de alarma y sin contar con la comunidad educativa. La portavoz de este grupo ha insistido en la necesidad de que España cuente con un pacto educativo que surja del consenso de las formaciones políticas constitucionalistas.

La eliminación del castellano y de la educación especial, la presión a la educación concertada y la ausencia de libertad de elección de centro han sido los ejes sobre los que se ha centrado el debate. Los tres grupos de izquierdas han defendido la Ley Celaá, aunque no ha faltado tampoco alguna crítica a la misma, como la realizada desde Podemos.

Entre las curiosidades del debate está la defensa realizada por la concejal de IU Amparo Pernichi, cuando ha defendido que la lengua española desaparezca en colegios catalanes o vascos al afirmar que con la Ley Celaá “no sé si creen que en las escuelas de Córdoba se va a implantar el catalán”.

La portavoz socialista, Isabel Ambrosio, se ha esforzado en defender la nueva ley de educación al señalar que la misma “ha conseguido pluralidad y apoyos parlamentarios”, frente a las críticas de miembros de la comunidad educativa y de formaciones políticas. “Optamos por un modelo de cooperación equilibrada entre la pública y la concertada, sin complejos”, ha añadido.

Como síntesis del rechazo a la Ley Celaá y como definición de quienes la critican y quienes la defienden, Torrico ha indicado a los socialistas que la diferencia está en que “ustedes dicen lo que tienen que hacer y nosotros damos libertad para poder elegir”.

El texto aprobado por la mayoría del Pleno reclama “volver al Pacto Constitucional en materia educativa y a respetar la doctrina constitucional en sus diferentes sentencias que garantizan el derecho de las familias a elegir el modelo educativo y el centro donde escolaridad a sus hijos, así como la presencia en el sistema educativo de los centros de enseñanza diferenciada como una opción pedagógica más a las que las familias tienen derecho a acceder en condiciones de igualdad”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here