La “mala suerte” del convento de Regina


La Gerencia de Urbanismo establece un calendario de limpieza del edificio

Interior del convento Regina./Foto: LVC
Interior del convento Regina./Foto: LVC
Interior del convento Regina./Foto: LVC

El convento Regina no tiene suerte. El mismo era uno de los buques insignia del  Plan Turístico de Grandes Ciudades. Si bien, el cogobierno formado por PSOE e IU de la anterior legislatura no acometió el imprescindible proyecto de restauración que necesitaba el histórico edificio.

Pero la “mala suerte” del convento no mejoró con el cambio de ejecutivo en Capitulares. Así quedó de manifiesto el pasado mes de julio cuando la la primera teniente de alcalde y delegada de Turismo, Isabel Albás (Cs), pasaba la “pata caliente” a la Gerencia Municipal de Urbanismo, que preside Salvador Fuentes (PP), ya que para algo están los socios, de Gobierno.

Albás consideraba que Regina “no es una prioridad porque el montante económico es muy alto y esos recursos se pueden destinar a restaurar otros lugares que sí son muy necesarios”. De modo que sería Fuentes, en su calidad de presidente de la GMU, quien debía decidir “si lo destina a otra cosa”.

Entre tanto,  Urbanismo ha comenzado esta semana con las labores de limpieza del convento, tal y como ha anunciado en un comunicado. Tratándose de “una actuación que se prolongará a lo largo de la próxima semana y que se centra en la nave central del inmueble y el claustro”.

Para la GMU, “el objetivo de estas labores de limpieza es frenar el deterioro y el abandono que ha sufrido este inmueble durante años. Para ello se va a establecer un calendario de actuaciones de limpieza que frenen estos efectos que repercuten directamente en la conservación del edificio. De la misma manera, esta previsto reponer una de las puertas de acceso al convento que presenta graves daños provocados por el vandalismo”.

En definitiva, lo que se va a realizar es lo que popularmente se conoce como un arreglo de “chapa y pintura”, mientras el edificio sigue en pleno corazón del casco histórico, esperando que se le dé el uso que merece.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here