Así son los dos nuevos quirófanos del Reina Sofía


El nuevo espacio quirúrgico estará dotado con medidas específicas de aislamiento, como la presión

Nuevo quirófano./Foto: LVC
Ubicación de los nuevos quirófanos./Foto: LVC
Ubicación de los nuevos quirófanos./Foto: LVC

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba está incrementando su capacidad quirúrgica gracias a los fondos Covid aportados por la Junta de Andalucía. Así, se está ejecutando una obra para sumar dos nuevos quirófanos que permitirán aumentar el número de cirugías, tener más capacidad para las urgencias quirúrgicas y planificar una programación de actividad en la que un mayor número de pacientes pueda recibir antes su tratamiento.

Según ha indicado la Administración autonómica en una nota, los nuevos espacios se ubican en la planta baja del Hospital General, anexos al Bloque Quirúrgico que existe en este emplazamiento, en el que ya existen cuatro quirófanos y otro más que se utiliza para cirugías menores, además de una zona de recuperación post anestésica con seis camas que se ha creado también este último trimestre.

El nuevo espacio quirúrgico estará dotado con medidas específicas de aislamiento -como la presión- y se han diseñado específicamente los circuitos de traslado de pacientes dentro del hospital para garantizar la máxima seguridad, de forma que puedan ser utilizados también para pacientes con Covid-19.

Los nuevos quirófanos se están construyendo en una zona en la que hasta ahora se ubicaba la Unidad de Salud Laboral. Por tanto, para iniciar la obra ha sido necesario trasladar este servicio a otro emplazamiento que también ha tenido que ser previamente reformado. Concretamente, la Unidad de Salud Laboral se ubica ahora en el edificio anexo a la puerta de acceso H -frente a Rehabilitación-. Este cambio ha permitido “incrementar un 22 por ciento el espacio de trabajo de este servicio”, lo que se ha traducido en “más consultas, mayor amplitud en las zonas de espera y disponer de iluminación natural”.

Una vez que la Unidad de Salud Laboral se ha trasladado, el hospital ha iniciado las obras de los dos nuevos quirófanos, lo que supone actuar sobre una superficie total de 147,83 metros cuadrados con un presupuesto de 470.000 euros. Además, la actuación comprende la creación de un pasillo interior de comunicación para profesionales que conecta las dos salas.

El Hospital Universitario Reina Sofía viene desarrollando desde hace un par de años diferentes actuaciones a fin de potenciar la actividad quirúrgica e introducir las mejoras tecnológicas y de cuidados que mantengan al centro a la vanguardia en este campo de la Medicina.

Según ha destacado la directora gerente del hospital, Valle García, “el objetivo que nos planteamos era ir poco a poco mejorando nuestras infraestructuras, nuestro equipamiento, nuestra planificación y organización, de forma que pudiéramos incrementar el número de intervenciones, dar respuesta a la actividad quirúrgica de urgencia -como la derivada de los accidentes o trasplantes-, sin renunciar a las operaciones complejas, que implican muchas horas de quirófano, o a la introducción de nuevas técnicas, como la cirugía robótica”.

ÁREA QUIRÚRGICA

whatsapp image 2020 12 12 at 080535
Nuevo quirófano./Foto: LVC

Para ello, el hospital ha ejecutado una intervención de gran envergadura en el área quirúrgica del Hospital General, donde durante dos años aproximadamente, se reformado integralmente este espacio. Esta actuación se concreta en la reforma de quirófanos, circuitos, en la incorporación de equipamiento y la creación de nuevos espacios destinados a la Reanimación del paciente tras la intervención.

En lo referente a quirófanos, se ha actuado en cinco de los once que se ubican en la primera planta del Hospital General y se ha llevado a cabo una reforma y reorganización de este bloque, a fin de mejorar la acogida del paciente -creando una zona específica para ello controlada por Enfermería-, crear circuitos más seguros, fomentar la accesibilidad, mejoras para garantizar la bioseguridad de los quirófanos -climatización, materiales más seguros para su desinfección o instalación de puertas automáticas para evitar contacto-. A esta actuación se suma la que se está ejecutando en estos momentos en la planta baja: los dos nuevos quirófanos.

En cuanto a los espacios en los que se acoge al paciente tras la intervención antes de ingresar en planta -Reanimación-, el hospital también ha realizado una importante mejora. Así, el área de Reanimación de la primera planta del Hospital General ha sido reformada en diferentes fases y se ha creado una nueva unidad: de Cuidados Críticos Post Quirúrgicos. Además de estos dos espacios, el hospital ha construido también una nueva zona de Reanimación con seis puestos, antes inexistentes, en el área quirúrgica de la planta baja.

14 CAMAS MÁS

En total, gracias a todas estas actuaciones, el hospital ha sumado 14 camas más destinadas a la recuperación del paciente. “Este incremento de recursos no solo se traduce en dar respuesta a más pacientes, sino que nos permite ofrecer una atención más personalizada y de mayor calidad, ya que el paciente ingresa en una zona u otra tras su intervención en función de los cuidados específicos que requiera”, ha señalado la directora gerente.

La estrategia de mejora de la actividad quirúrgica no solo contempla intervención sobre las infraestructuras. “Otra de las grandes líneas de actuación ha sido potenciar la cirugía robótica, ampliando esta práctica al mayor número de especialidades posible”.

Además, el hospital ha realizado un importante esfuerzo en la adquisición de equipamiento quirúrgico que permita que los equipos de profesionales puedan realizar las intervenciones en los quirófanos existentes en los diferentes edificios y, por último, “hemos incorporado también mejoras organizativas y hemos ampliado la agenda de intervenciones, de forma que ahora se realizan más cirugías en horario de tarde y también durante los fines de semana”.