Arrimadas descarta una lista conjunta con el PP en Andalucía


Afirma que el PP y Ciudadanos son "dos partidos diferentes con dos proyectos diferentes"

Inés Arrimadas./Foto: LVC
Inés Arrimadas./Foto: LVC
Inés Arrimadas./Foto: LVC
Inés Arrimadas./Foto: LVC

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha descartado este jueves que su partido concurra junto al PP a las próximas elecciones en Andalucía, una posibilidad a la que abrió la puerta el vicepresidente de la Junta, Juan Marín (Cs), y ha destacado que fue tras la llegada de la formación naranja cuando se pudo vencer al PSOE en esta comunidad.

“Acudir juntos a las urnas en Andalucía no es una opción que nosotros contemplemos porque somos dos partidos diferentes con dos proyectos diferentes”, ha declarado en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press.

A continuación, ha señalado que durante 40 años el PP se presentó a los comicios en solitario en Andalucía y durante todo ese tiempo estuvo en la oposición porque “no fue capaz de sacar al PSOE” de la Junta.

“Solo cuando Ciudadanos ha sido fuerte y se ha presentado, se ha podido cambiar el gobierno”, ha afirmado, argumentando que “hay veces en que las sumas suman y hay veces en las que no”, en referencia a las coaliciones electorales. Cs entró en el Parlamento andaluz en 2015 con nueve diputados y subió hasta 21 en las elecciones de 2018, en las que el PP bajó de 33 escaños a 26.

EL GOBIERNO DE COALICIÓN “FUNCIONA BIEN”

Arrimadas ha subrayado que Ciudadanos es una formación política distinta a cualquier otra y “lo va a seguir siendo”. Además, ha indicado que en el Parlamento Europeo “todo el mundo tiene claro” que existen tres grandes grupos diferenciados, los socialdemócratas, los liberales y los conservadores, y que los ‘populares’ se enmarcan en este último mientras que Cs está con los liberales.

En el ámbito concreto de Andalucía, considera que allí su partido tiene un proyecto “más moderno, regenerador, ambicioso y de innovación” que el del PP. “Pero es verdad que el Gobierno funciona bien”, ha añadido, aclarando que reconocer esto es “compatible” con señalar que está integrado por dos partidos diferentes y que “así va a seguir siendo”.

Arrimadas ha explicado que su propuesta de formar alianzas “transversales” con el PP y el PSOE para las elecciones gallegas, vascas y catalanas -algo que solo se materializó en Euskadi, con la coalición PP+Cs- responde a que estas comunidades son “excepciones”, pero no es una fórmula que quiera aplicar en Andalucía.

ALIANZAS ELECTORALES PARA HACER FRENTE AL NACIONALISMO

Así, ha recordado que en esos territorios hay partidos nacionalistas fuertes, “cosa que no pasa en Andalucía”, y vio conveniente impulsar coaliciones para vencerlos en las urnas. En relación con Cataluña, ha lamentado que ni el PP ni el PSC aceptasen la “oferta generosa” de Cs para “ir juntos los constitucionalistas”.

En su opinión, las fuerzas independentistas están “más divididas que nunca” y existe una oportunidad de poder ganarlas y cambiar el gobierno de la Generalitat, lo cual cree que sería más fácil mediante una candidatura conjunta.

“Pero los viejos partidos, como sacaron tan mal resultado” en las anteriores autonómicas, tienen una “visión cortoplacista” y solo piensan en “sacar un poco más” de escaños, ha dicho, agregando que el PSC pretende formar un gobierno tripartito junto a Esquerra Republicana de Catalunya.

Pese a ello, la líder de Ciudadanos ha asegurado que en los comicios de febrero irán “a por todas” con la idea de que el proceso separatista “está agotado” y confiando en la capacidad de recuperación económica y social de Cataluña.

Según ha resaltado, la formación naranja será “la única opción constitucionalista claramente potente” y sus votos no van a servir para hacer presidente a un independentista. “Si no hemos podido sumar los partidos, pues sumaremos votos constitucionalistas para salir de este hoyo”, ha manifestado.