PODCAST : Por amor al comercio


Esta semana en El Coro se reúnen diferentes comerciantes para hablar de la situación que están afrontando ante las duras medidas sanitarias para frenar la pandemia

Los invitados hoy al podcast El Coro tienen en común varios aspectos: han crecido tras un mostrador, aman su profesión y están pasándolas canutas. El pequeño comercio, el comercio de cercanía ha tenido que luchar en distintas crisis, frente a las grandes superficies comerciales, convivir con la venta ambulante… y ahora una pandemia.

Nuestros protagonistas son María Amo, que regenta una tienda de souvenirs cerca de la Mezquita Catedral; Eduardo Bautista, gerente de Cazorla Hogar, en pleno centro de Córdoba; Miguel Peris, ubicado con su tienda de moda en pleno Centro Comercial Abierto La Viñuela, y Manuel Blasco, vicepresidente de Comercio Córdoba y presidente de Comercio Centro. 

¿En qué situación se ha llegado a esta crisis?

Eduardo Bautista realiza una interesante retrospectiva sobre el comercio cordobés en los últimos años, en la que habla de los problemas habidos en el asociacionismo, en cómo no han sabido adaptarse a los cambios del mercado y de los consumidores y cómo ha afectado también el aspecto político local en una ciudad gobernada durante muchos años por la izquierda – aunque apunta que con el PP tampoco ha sido mejor- y, con todo ello, se llega a esta crisis sanitaria en la que él, entre otras cosas, debe hacer frente a nueve nóminas mensuales. 

Manuel Blasco coincide en muchos aspectos con Bautista – además son ‘viejos’ conocidos del gremio- y añade aspectos como las infraestructuras necesarias que el comercio, sobre todo en el centro, ha necesitado y cuando han llegado, lo han hecho tarde y de manera poco práctica. Considera difícil ‘reinventarse’ aunque sostiene que el comercio, en realidad, lo lleva haciendo toda la vida frente a los retos que se ha encontrado, como la llegada de las grandes superficies y la libertad de horarios. 

Las ayudas necesarias

Miguel Peris tiene 30 trabajadores en plantilla entre las diferentes tiendas que gerencia. “Estamos más unidos que  nunca”, nos dice. Nos atiende desde su establecimiento de La Viñuela y afortunadamente, parece que tiene trajín. Pero es contundente con la reclamación de ayudas, entre ellas con una bajada del IVA, porque los impuestos se siguen pagando como si no estuviéramos en esta delicada situación sanitaria y de paralización económica.

“Siguen cobrándonos el recibo de la basura”

Maria Amo está en su casa. Acude cada mañana a su tienda de souvenirs “para saludar a los vecinos que me encuentro del Campo de la Verdad y animarme un poco aunque no venda casi nada”. Como su compañero, se queja de que los impuestos siguen siendo los mismos. “Me siguen cobrando el recibo municipal de la basura y yo ahora no genero residuos”, comenta con enfado. Su tienda está ubicada en la judería, cerca de la Mezquita Catedral, que recientemente suspendió las visitas turísticas. No es optimista por cuanto está especializada en un producto enfocado al turismo y ahora nadie viene a Córdoba. Ni casi a ningún sitio. Nos hace una observación interesante, dado que el casco histórico está cada vez más despoblado y tras esta crisis, muchos locales cerrarán definitivamente. Ella los denomina ‘los lobos’, profesionales inmobiliarios que adquieren esos locales cerrados y que, finalmente, pasan a manos de ciudadanos chinos “Eso ya está pasando”, nos dice. 

Es inevitable mirar hacia el origen geográfico del virus que nos ha parado la vida. Y sacar conclusiones. 

El podcast de esta semana se desarrolla entre reclamaciones, reivindicaciones, miradas retrospectivas y bastante resignación. Pueden escucharlo íntegramente en Spreaker, Apple Podcasts, Ivoox y Spotify. 

puerta de sevilla