El Hospital Reina Sofía amplía puestos para pacientes críticos


La directora gerente del hospital cordobés, Valle García, explica que “hemos adaptado tres espacios asistenciales para que puedan ser ocupados por pacientes críticos"

hospital
El doctor Vaquero ayuda a la colocación de un EPI./Foto: LVC
hospital
El doctor Vaquero ayuda a la colocación de un EPI./Foto: LVC

El Hospital Universitario Reina Sofía cuenta desde esta semana con más puestos para poder acoger a pacientes críticos y también ha comenzado a reducir intervenciones quirúrgicas programadas, sin verse afectada la cirugía oncológica, cardiaca y urgente. Son dos de las medidas organizativas en las que el complejo sanitario ha venido trabajando en los últimos días y se han puesto en marcha esta semana, siguiendo el plan de contingencia para hacer frente a la pandemia por coronavirus. La actividad en consultas (manteniendo las citas no presenciales siempre que esté recomendado) y pruebas diagnósticas se desarrolla con normalidad. 

A modo de resumen, los cambios están relacionados con la adecuación de diferentes espacios asistenciales para dar respuesta a las necesidades de cada momento (estas reformas afectan sobre todo al Hospital General y Materno Infantil), la reorganización del personal (apoyando las unidades covid) y la adquisición de nuevo equipamiento (que posibilita que intervenciones que antes se realizaban en el Hospital General ahora se lleven a cabo ahora en el Provincial). 

La directora gerente del hospital cordobés, Valle García, explica que “hemos adaptado tres espacios asistenciales para que puedan ser ocupados por pacientes críticos: el Área de Reanimación del Hospital General, la Unidad de Observación Sillones (en Urgencias de Adultos) y el Hospital de Día Quirúrgico Infantil (éste último se ha elegido por proximidad a la UCI y mientras tanto se ha buscado otra ubicación para los niños). Entre todos ellos suman 33 puestos más para la hospitalización de enfermos críticos no covid”. Estos espacios se han dotado de personal y equipamiento preciso para garantizar la calidad de la atención.

Estas adaptaciones han venido motivadas por el incremento de la ocupación de la UCI con pacientes covid. “En nuestro plan de contingencia contemplamos acondicionar estas áreas a fin de tener garantizada la atención del paciente crítico no covid en caso de mayor frecuentación”, continúa. Es decir, la UCI se reserva para los pacientes con covid y los no covid se van ubicando en estos nuevos espacios. 

Por otro lado, si hasta la semana pasada la actividad programada no se alteró, “desde mitad de ésta hemos reducido sesiones quirúrgicas programadas. En estos momentos la disminución es del 15% y no afecta a las intervenciones oncológicas, cardiacas ni tampoco a las urgentes. Los profesionales del bloque quirúrgico y de las especialidades quirúrgicas están haciendo un gran esfuerzo para que esto tenga la mínima incidencia, realizando determinadas intervenciones en otros edificios y reprogramando el parte quirúrgico”. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here