“No quiero ser como mi papá”


Los carteles, 'a favor' de los niños que viven el maltrato de género, ha causado un tremendo rechazo en redes sociales y medios.

campaña
Eva Timoteo, con el cartel de la campaña. /Foto: LVC

El problema de Ciudadanos es que se empeñan en ser más progres que los propios progres. Solo así se entiende que acudan en reiteradas ocasiones a la marcha LGTB, les insulten y agredan, y sigan insistiendo. O solo así se entiende una metedura de pata del calibre de la campaña que se ha retirado a las pocas horas de ser presentada. 

Cuando se abrazan determinadas causas que son más ideológicas y excluyentes que el propósito que persiguen a priori – y esto no va de negar la violencia machista pero tampoco la familiar- ocurre lo que ocurre: la gente se indigna y los votantes se marchan. Con las cosas de comer hay que tener cuidado. Con la figura de un padre, también.

Es loable el esfuerzo que desde la concejalía de Servicios Sociales se realiza para concienciar a los contribuyentes – que a la postre pagan las campañas- frente a la violencia que sufren algunas mujeres. No es tan loable que se haga bajo unas maneras y directrices contras las que, cada vez un mayor número de ciudadanos, no está de acuerdo. Porque mete a todos los hombres en un mismo saco. Porque eso es injusto. Porque el problema – y casi todos lo sabemos pero pocos se atreven a decirlo- es de mayor calado que el catalejo feminista que lo mira y utiliza. El que compró, ellos sabrán por qué, los centristas naranjas.

Eva Timoteo (Cs) es nueva en esto de la política – y en la administración pública-  y así lo ha manifestado en más de una ocasión, sin ambages, cuando le sorprenden los tiempos, los plazos, los modos y las maneras. Pero eso no debe ser un impedimento para realizar con eficacia su cometido. Ella lo ha demostrado en la gestión durante confinamiento cuando hubo que dar respuesta y soluciones a la gente con menos recursos y sin hogar. 

En este caso, o le han metido un gol – y válgame que no pretende ser esta una expresión machista- o ha pecado de atrevida. Alude en su rectificación que “había que explicar el mensaje”  y que por tanto “la idea no se transmitió bien”. No estamos de acuerdo: la idea nos ha quedado clara a muchos padres. Somos malos. Somos lo peor. Y nuestros hijos no querrán seguir nuestro ejemplo. Y por tanto, volvemos a lo expuesto anteriormente, que es lo de meter en un mismo saco, con la frivolidad publicitaria, a una inmensa mayoría de hombres que no solo son excelentes padres sino que además son maridos o parejas ejemplares. 

 

Las disculpas siempre se aceptan y más cuando se realizan desde el ámbito político, por lo inusual del gesto. Pero también sería de agradecer que campañas de este tipo, que no se improvisan de la noche a la mañana, con su briefing y sus pruebas, se analicen con más cuidado antes. Porque además cuestan dinero. Dinero del contribuyente. 

Ese dinero que le sería mucho más útil a Timoteo para los Servicios Sociales. 

 

 

2 Comentarios

  1. Es una gilipollez mas de los maricomplejines de la derecha , PP y Ciudadanos que se creen los angelitos que así los van a votar gente de izquierdas …Ja,jajaja…..!!! Es increíble hasta dónde pueden llegar en su ignorante candidez de la que los españoles estamos muy hartos …..
    La pasta que ha costado la jugarreta deberían de pagarla entre todos los concejales del PP y Ciudadanos y no los desgraciaos que pagamos Impuestos por un tubo y que no paran de subir y que estamos hasta las trancas de aguantar BARBARIDADES …..!!!!

  2. Educar en el odio al hombre por ser hombre se ha convertido en la obsesión de los políticos. No digo yo que los padres de estos políticos no sean unos maltratadores, pero los padres de las personas normales lo que suelten hacer es cuidar y proteger a sus hijos. Basta ya de usar a los niños como escudos humanos del feminismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here