La ‘tesis china’ frente a la ‘tesis Illa’


Dos formas de afrontar la contención de la pandemia del coronavirus se han convenido en denominar: ‘tesis china’ y ‘tesis Illa’

tesis
Salvador Illa y un ciudadano con mascarilla./Foto: LVC
tesis
Salvador Illa y un ciudadano con mascarilla./Foto: LVC

El impacto de la “segunda oleada” del coronavirus ha alcanzado, durante las últimas semanas, los mayores picos de contagios. Una situación que desembocó en la declaración del Estado de Alarma, que dejaba a las comunidades autónomas la pelota en su tejado, de cara a ir adoptando restricciones de diversa índole.

‘Toque de queda’, cierres perimetrales de comunidades y municipios y clausura de la hostelería han sido las medidas más aplicadas. Pero la adopción de  dichas limitaciones ha sido desigual, dependiendo de cada autonómica, que van desde las más laxas a las que han llegado a solicitar al Gobierno de la nación que imponga el confinamiento domiciliario, de momento, sin éxito.

Esas formas de afrontar la contención de la pandemia del coronavirus se han convenido en denominar: ‘tesis china’ y ‘tesis Illa’. 

La primera es la más “radical” y su abanderado, paradójicamente, es el presidente socialista de Asturias, Adrián Barbón. Este solicitó el confinamiento domiciliario, obteniendo una llamada a la calma del ministro de Sanidad. Barbón se alinea con la tesis de erradicar al virus con medidas drásticas, con una metodología que recuerda a la que consiguió que el país de origen del coronavirus haya solventado la crisis. 

Asturias ha aplicado todas las limitaciones a su alcance y, cabe recordar que en favor de esta postura está el resultado del primer confinamiento, que dejó más de un mes con poca incidencia del covid. Y “convivir” con el patógeno en verano ha dado el resultado actual.

En el otro extremo, se hallan las comunidades que han optado por esperar unas semanas para valorar el resultado de las restricciones. Lo mismo que propugnó el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Los seguidores de su tesis  han visto como la curva de contagios se ha aplanado, pero de momento no hay una gran bajada, sino unos niveles “soportables” de contagios y presión hospitalaria.

En parte, Andalucía sigue esa línea y, con las medidas que entrarán en vigor este martes, se introduce la variante de un cierre parcial de la hostelería y comercios no esenciales, a partir de las seis de la tarde. En favor de esta tesis se encuentra una cierta reducción del impacto en la economía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here