Salud no responde (y muchos usuarios y profesionales lo comprueban a diario)


Que la sanidad pública está realizando un tremendo esfuerzo en la gestión de la pandemia está fuera de toda duda, pero cada vez más usuarios se enfrentan ante una realidad que no es la oficial

Médico de Atención Primaria médicos
Médico de Atención Primaria. /Foto: LVC

Hace dos semanas Cristina, de una pequeña localidad del sur de la provincia de Sevilla, se sintió mal. Supo que su amiga, con la que había estado días antes, estaba confinada porque su novio había dado positivo en COVID19. Llamó a Salud Responde y no le respondieron. Dejó varios mensajes y una semana más tarde le llamaron del SAS. Cristina ya no tenía síntomas, su amiga había abandonado la cuarentena y el novio de ésta, concejal del PP, había recibido el alta, así que respondió a las preguntas de rigor – parentesco de los contactos, cómo se encuentra ahora- y colgó. Al novio de su amiga, como a otro amigo, asesor del PSOE en el ayuntamiento de su pueblo, les hicieron las PCR en menos de 48 horas, por lo que Cristina se siente un tanto agraviada y sospecha que al final, en esta Andalucía de ahora, se sigue favoreciendo a unos más que a otros. A los políticos, en este caso. La misma Andalucía que solicita al Gobierno “claridad y unidad de criterios” para el confinamiento, parece no aplicarlos a la hora de atender y testar a sus pacientes. 

En Córdoba capital, Maite está que trina. Maite es una pequeña empresaria con tres trabajadores a su cargo y madre de dos hijos. Su marido dio positivo hace quince días y ha estado confinado en casa, como ella y los niños. Les hicieron los test al ser contactos directos pero tuvo que tirar de una conocida del SAS para agilizarlo. Para los empleados de su empresa, Maite optó por la vía privada, previo pago de su importe, porque no se puede permitir tener el negocio parado tras el primer confinamiento. Hace unos días a su marido le dieron el alta pero no le han repetido el test, y el documento Excel que le envió un rastreador por correo electrónico para rellenar con los contactos habidos nunca le llegó. Maite, como otros muchos, ha tenido que realizar un gasto extra para garantía de su familia y empleados porque es autónoma y no puede cerrar su empresa a la espera de unos test que tardan más de lo que se nos dice o no llegan. La cuota mensual y los seguros sociales sí llegan puntuales y hacerles frente. Hace una semana, el consejero de Salud dijo que  “de las más de 2,6 millones de pruebas diagnósticas efectuadas en Andalucía,  el 91% de PCR y el 94,8% de test de antígenos se han realizado en el ámbito sanitario público, por lo que es rotundamente falso que los ciudadanos hayan tenido que acudir al ámbito privado para hacerse las pruebas”. Maite no está muy de acuerdo. 

josé antonio lópez
José Antonio López

José Antonio López Luque, médico y delegado de CCOO  en Córdoba en Atención Primaria, se pregunta de qué sirven hacer tantos PCR si se tarda tanto en comunicar resultados:

 

Luque nos acompañó el El Coro de esta semana,  podcast en el que hablamos de las fronteras legales del la gestión de la crisis y también del trabajo sanitario respecto a la misma. Luque, entre otras cosas, retrató una realidad que no casa con la versión oficial. En el número de rastreadores, por ejemplo.

La gravedad de la pandemia y la asistencia y atención que precisa está provocando retrasos y colas en los centros de Atención Primaria, área a la que pertenece Luque. Los centros de salud no dan a basto porque además, la vida sigue y las otras dolencias también. La gente, evidentemente, sigue acudiendo a su médico. Otra cosa es que sean atendidos en tiempo y forma. Luque denuncia algunas estratagemas para cumplir con la normativa establecida en la Atención Primaria.

La falta de personal sanitario (médicos en este caso) que se ha sufrido en los últimos años, según denuncia CCOO,  provoca una mayor presión en los profesionales y menos capacidad para atender a la población, además de los casos de coronavirus. Esta semana la Consejería daba cuenta de la evolución de la campaña de vacunación frente a la gripe para los grupos de riesgo y destacaba el “esfuerzo” que se está realizando en este sentido, pero según se desprende de lo declarado por el delegado sindical en El Coro, ese esfuerzo lo están realizando desde la primera línea de atención con menos compañeros y por tanto, menos calidad en la atención al enfermo. 

 

Médicos que necesitan atención psicológica

Los aplausos estuvieron muy bien. Pero los sanitarios, además de gestos, necesitan más medios, turnos más racionales y mayor apoyo en recursos humanos. José Antonio López nos cuenta cómo esta crisis está pasando factura psicológica a los médicos.

 

Uno de los objetivos que se propuso la Consejería que ahora dirige Jesús Aguirre era mejorar la situación contractual de los médicos. Muchos de ellos optaban por marcharse a otras comunidades autónomas con mejor trato profesional. Según CCOO, esta situación no ha cambiado.

 

El ‘colapso’ al que hace referencia López es en la Atención Primaria, una de las piezas esenciales  de la sanidad pública. Además de lo denunciado por CCOO, muchos testimonios de usuarios y pacientes sobre la atención recibida reflejan una versión bastante diferente de la oficial. El incremento de contagios presagia un invierno difícil y, aunque se ha ganado mucho – médica y sanitariamente-  frente a la primera ola de Covid19, todo apunta a que las administraciones públicas siguen padeciendo algo peor que una pandemia: sus propias estructuras y capacidad de organización, que acaban impidiendo una adecuada respuesta a situaciones de excepcionalidad como la que vivimos. Y por la que ya han fallecido muchos contribuyentes.