Expertos advierten que “la Alhambra y la Mezquita suponen un hito para el islamismo similar a Santa Sofía”


Carlos Echeverría señala que “el islamismo está utilizando la conversión de Santa Sofía en mezquita para reactivar las reivindicaciones sobre la Mezquita-Catedral de Córdoba”

mezquita
José María Bellido (c), Carlos Echeverría (i) y Manuel Torres, en Córdoba./Foto: LVC
mezquita
José María Bellido (c), Carlos Echeverría (i) y Manuel Torres, en Córdoba./Foto: LVC

“Los fieles son nuestros soldados; las mezquitas, nuestros cuarteles; sus cúpulas, nuestros cascos; y los minaretes, las bayonetas del Cielo”. Estas palabras de Recep Tayyip Erdogan, pronunciadas en 1997, evidenciaban ya entonces el proyecto del actual presidente de Turquía del que la conversión en mezquita de la basílica de Santa Sofía supone “un paso más en el marco del imparable proceso de islamización del Estado republicano y laico que heredó Erdogan en 2002”.

Así lo ha afirmado esta tarde en Córdoba Carlos Echeverría Jesús, profesor de Relaciones Internacionales de la UNED, que ha participado junto a Manuel R. Torres Soriano, catedrático de Ciencia Política de la Universidad Pablo de Olavide, en la mesa redonda De Estambul a Córdoba: los símbolos del islamismo en un acto que ha estado presidido por el alcalde de Córdoba, José María Bellido.

De hecho, mañana viernes se dará otro hito en ese proceso de islamización de Turquía: el primer rezo musulmán en la basílica de San Salvador de Chora, una joya del arte bizantino que, como Santa Sofía, perdió hace dos meses el estatus de museo que mantenía desde 1945 siendo reconvertida en mezquita y cuyos frescos y mosaicos, que le habían valido ser declarada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, han sido tapiados.

Echeverría, autor de un informe en el que se analiza cómo “el islamismo está utilizando la conversión de Santa Sofía en mezquita para reactivar el discurso reivindicatorio sobre la Mezquita-Catedral de Córdoba” ha señalado la necesidad de tener en cuenta “el evidente islamismo que mueve al líder turco” y su ascendencia sobre las aspiraciones islamistas para el resto de Occidente, “donde Al-Ándalus, la Alhambra y la Mezquita- Catedral de Córdoba suponen un hito equivalente a Santa Sofía”.

En este sentido, Echeverría ha advertido que “en España hay quienes (…) se prestaninconscientemente a hacerles el juego a quienes tratan de transformar de forma dramática el estatuto de la Mezquita-Catedral”, en alusión entre otros a “Sultán Bin Mohamed Al Qasimi, emir de Sharjah, uno de los siete que conforman los Emiratos Árabes Unidos”, que nada más conocerse la conversión de Santa Sofía en mezquita declaró: “La Mezquita de Córdoba [debe ser] para los musulmanes porque es propiedad de ellos y los cristianos no la merecen”.

Por su parte, Manuel R. Torres Soriano ha destacado el poder que tienen “algunas imágenes, reales o ensoñadas, como la vuelta del rezo musulmán a Santa Sofía o una hipotética recuperación de la Mezquita-Catedral de Córdoba para el Islam” para “apelar a los sentimientos” y dinamizar reivindicaciones islamistas.

El catedrático sevillano ha destacado que “cualquier búsqueda simple de las palabras Al Ándalus, Córdoba o Alhambra en internet arroja unos resultados donde han ganado peso aquellos contenidos que dibujan de manera interesada un supuesto conflicto religioso en torno a los símbolos del pasado islámico en la Península Ibérica”. Un fenómeno en el que el efecto de la conversión de Santa Sofía ha tenido que ver.

Torres ha apuntado que “la principal lección del proceso de islamización de Turquía es que el islamismo político, incluyendo aquel que manifiesta un perfil aparentemente moderado, en el largo plazo termina siendo incompatible con la democracia”. Este experto ha descrito el proceso por el cual las organizaciones islamistas, “que han comprendido que infiltrarse en el sistema en lugar de atacarlo de frente es la mejor manera de obtener lo que quieren”, primero se asientan en el poder, debilitan cualquier atisbo de oposición y entonces “empiezan a desplegar su verdadera agenda, opuesta a los principios más elementales de una sociedad abierta y tolerante”.

En este contexto, han explicado, es en el que hay que entender el choque público entre Erdogan y Emmanuel Macron, a colación de las declaraciones públicas llevadas a cabo por el jefe del Estado francés sobre lo que ha denominado “islamismo separatista” y sus efectos en Francia, que ha sufrido recientemente nuevos embates de la violencia islamista como el degollamiento de un profesor que había mostrado en clase unas caricaturas de Mahoma para hablar de libertad de expresión y el atentado que esta misma mañana ha tenido lugar en las inmediaciones de una iglesia católica en Niza.

En este sentido, Manuel R. Torres ha señalado que las declaraciones casi amenazantes contra Macron de Recep Tayyip Erdogan o las del jeque Abudllah N Al Thani, ex dueño del Málaga CF, “son la manifestación de un islamismo desacomplejado que, ahora sí, se permite mostrar un rostro mucho más agresivo y dispuesto al conflicto” y que “los países miembros de la UE deben ser conscientes de que no tiene sentido mantener un discurso apaciguador frente a este tipo de chantajes”.

Sobre el Instituto de Seguridad y Cultura

El Instituto de Seguridad y Cultura es una asociación sin ánimo de lucro que promueve la prevención del extremismo violento y la investigación sobre Seguridad y Defensa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here