Antonio Ruiz (PSOE) y el cuento de la lechera


El secretario general del PSOE cordobés ha hablado sobre los Presupuestos Generales. Y sí, son el Bálsamo de Fierabrás que curará nuestros males.

Antonio Ruiz./Foto:LVC

Podemos realizar un experimento: el de la nota de prensa- tipo.

Consiste en coger la nota enviada por los socialistas cordobeses con las declaraciones de su secretario general, Antonio Ruiz, sobre los Presupuestos Generales del Estado, le cambiamos la fecha – unos años antes- y el nombre del declarante -también podría servir un diputado popular de los de Rajoy- y la pieza nos queda exactamente igual.

A saber: “Movilizarán el mayor volumen de inversión de nuestra historia reciente “; “Modernizar nuestro modelo productivo a través de una mayor inversión en educación y una apuesta decidida por la ciencia, la innovación”; ““Estos presupuestos recogen la mayor inversión social de la historia con X millones de euros para poder conseguir reducir las diferencias territoriales y sociales” (en la versión socialista hay que incluir lo del ‘género’ también) y no olvidemos añadir el siempre tradicional ” “En estos Presupuestos Generales del Estado habrá una inversión en educación sin precedentes, un X% más que se traducirá en la mayor partida de becas de la historia, así como un aumento de un X % en sanidad y un X% más en I+D+i”

Antonio Ruiz ha echado su peonada presupuestaria. Tras la puesta en escena ayer de su jefe Sánchez y el socio Iglesias – ese vice con esas hombreras, por favor- toca repetir provincialmente  el mantra del maná que va a llegar en partidas concretas para nuestros males y necesidades. En esta ocasión, y a diferencia de otros PGE de anteriores gobiernos – o quizá no-, todo ello aderezado con su poquito de transversalidad, progreso, igualdad, género y agenda 2030. Que se note el tinte salvífico-progresista de nuestros salvadores. 

A poco que uno tire de historia reciente y/o hemeroteca puede comprobar dos cosas: que el experimento de la nota de prensa-tipo  se sostiene con resultado positivo y que los PGE han sido unas partidas que nos han dado a los cordobeses como de refilón, casi nunca atendiendo a las demandas reales de la provincia y la capital y escasamente defendidos por nuestros diputados, que como siempre, se han puesto de perfil ante la disciplina de partido y el sueldo seguro a fin de mes. ¿Será en esta ocasión distinta? La experiencia no nos invita al optimismo, desde luego. El escenario que la crisis sanitaria está dejando, tampoco.

Un escenario en el que el sector productivo, el que genera la pasta, en definitiva, para cualquier presupuesto general o particular, está cada vez más herido de muerte y sin alternativas reales para afrontar lo que esté por venir, alternativas que desde luego no ofrece un Gobierno más preocupado por las puestas en escena, los lemas new-age y el precio de los alquileres que los ‘ricos’ establecen para los inquilinos que por acordar, por ejemplo, un pacto de Estado ante la tremenda emergencia que estamos viviendo.

PSOE Molina
Antonio Ruiz./Foto: LVC

Ruiz ha acabado su alocución diciendo aquello de que “son los presupuestos que necesitamos para salir de la situación de crisis social y sanitaria provocada por el covid19”.

A Sancho, el escudero de Don Quijote, el Bálsamo de Fierabrás le produjo diarreas y vómitos porque según el ingenioso hidalgo “no era caballero”.

A los contribuyentes, al pueblo que paga y suele callar, estos PGE de momento no les ha producido ninguna dolencia, más allá de la indiferencia que puede provocar un discurso ya sabido y manido y la urgente necesidad de cómo hacer frente a la ruina que se le viene encima. Menos mal que Ruiz ha comparecido para ofrecer tranquilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here