El Área de Gestión se renueva para mejorar su eficacia


Álvarez señala que al inicio del mandato "nos encontramos con un maremagnum de inactividad, ya que había expedientes de 2017 que no se habían iniciado"

gestión
Antonio Álvarez. /Foto: LVC

El Ayuntamiento tiene un área, que es la de Gestión, de la que apenas se habla, pero que es fundamental para el desarrollo y buen funcionamiento de la maquinaria administrativa. Es, por ejemplo, la encargada de tramitar todos los contratos que realizan las distintas delegaciones y en los últimos años ha sido un cuello de botella al que se ya se le ha puesto solución.

gestión
Antonio Álvarez. /Foto: LVC

El delegado de Gestión es el concejal Antonio Álvarez, quien ha explicado las medidas que se han puesto en marcha en dos parcelas de esta delegación, como son las de Contratación y la Responsabilidad Patrimonial. En la primera de ellas se ha creado una Dirección General con la que se pretende “establecer indicadores para mantener los estándares de calidad y rapidez”, ya que “el problema no suele estar en Contratación como tal, sino en la necesidad de muchos informes para el expediente”.

En Gestión hay 600 expedientes sin resolver

En la otra parcela de Gestión, en Responsabilidad Patrimonial, señala Álvarez que al inicio del actual mandato “nos encontramos con un maremagnum de inactividad, ya que había expedientes de 2017 que no se habían iniciado”. Además, en este departamento había una falta de personal, no había jefe y sólo se contaba con uno o dos administrativos, según el momento. 

Esto ha provocado que en Gestión en la actualidad “pueda haber 600 expedientes sin resolver”, como ha señalado Álvarez. La causa está en que “se había adoptado una práctica muy relajada, se optó por que transcurrieran los plazos y que por silencio administrativo negativo se pudiera acudir al Contencioso”, lo que da “una imagen impresionante de poca gestión y es muy negativa para el Ayuntamiento”.

En la Delegación de Gestión quedan aún 200 expedientes sin resolver desde 2018, 299 de 2019 y 117 de 2020. El motivo más frecuente, el 75 por ciento, son demandas por caídas en la vía pública y les siguen los daños a personas o vehículos por caídas de ramas y árboles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here