El PSOE sigue empeñado en defender el tanatorio pese a la sentencia


El concejal socialista José Antonio Romero critica el fallo judicial al señalar que el mismo "confunde sala de velatorio con incineradora"

tanatorio
Protesta contra el tanatorio municipal. /Foto: JC
tanatorio
José Antonio Romero. /Foto: LVC

La sentencia que tumba sin ambages la pretensión del anterior gobierno municipal de construir un nuevo tanatorio municipal en pleno casco urbano, en una esquina del cementerio de San Rafael, frente a la avenida de Barcelona, se ha atragantado al grupo socialista. El concejal José Antonio Romero, que fue el gerente de la empresa municipal de cementerios (Cecosam) en el último mandato, tras la frase de rigor -“acato pero no comparto”- ha cargado contra la sentencia y, fundamentalmente, contra el PP, que fue el partido que estuvo desde un principio en contra del proyecto tanto por cuestiones urbanísticas como de competencia desleal. Ahora, pide a los populares que la recurran ante el TSJA.

Esta sentencia es el fruto de un proceso judicial iniciado por Tanatorios de Córdoba, una sociedad que agrupa a las antiguas funerarias locales y que veían cómo las intenciones del gobierno municipal encabezado por la socialista Isabel Ambrosio se salían de las competencias exclusivas del Ayuntamiento para pisar los terrenos del libre mercado

Cuando la polémica estaba en plena efervescencia, la patronal cordobesa CECO se mostró en contra del nuevo tanatorio y presentó un doble informe en el que el abogado Cecilio Valverde señalaba la inviabilidad del proyecto desde el punto de vista urbanístico y el catedrático de Derecho Administrativo de la UCO, Manuel Rebollo, lo hacía desde el terreno de la competencia.

Un tanatorio sin incineración

Romero ha criticado la sentencia negando la mayor. Ha explicado que el fallo judicial “confunde sala de velatorio con incineradora”, que es el argumento que se siguió cuando se tramitó el proyecto para evitar nombrarlo como tanatorio, algo que no caló. El objetivo eran las salas de velatorio, algo que escapa a las competencias municipales. Aún así el anterior gobierno municipal defendió una legalidad que ahora han dicho los tribunales que no existió.

También ha insistido en respaldar toda la actuación seguida para la construcción de este tanatorio al afirmar que contaba con el visto bueno de los técnicos municipales, a los que se encargaron informes hasta contar con uno favorable a sus intereses. Por último, ha reconocido que “nunca se planteó” la innovación del PGOU para hacer el tanatorio en el cementerio de San Rafael, con lo que se hubieran solventado los escollos urbanísticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here