Podemos destaca la labor de Emacsa frente a los malos olores en la Ribera


Alcántara señala que "es un evidente y urgente asunto que se debe poner en carga de manera prioritaria, pues, está localizado en zona Patrimonio la Humanidad"

Juan Alcántara, a la izquierda, en el embarcadero. /Foto: LVC
podemos
Juan Alcántara, a la izquierda, en el embarcadero. /Foto: LVC

El concejal de Podemos en el Ayuntamiento de Córdoba, Juan Alcántara, ha valorado este lunes una reunión virtual de carácter técnico con los responsables de la Empresa Municipal de Aguas (Emacsa), Rafael Carlos Serrano, Arturo Gómez y José Antonio Durán, donde se ha dado a conocer el análisis histórico de dónde surge el problema de olores insalubres de la Ribera y Ronda de Isasa de la capital, que han sido denunciados por los vecinos de la zona.

En una nota, el edil ha expuesto que “es un evidente y urgente asunto que se debe poner en carga de manera prioritaria, pues, además está localizado en zona Patrimonio la Humanidad y de mucho tránsito tanto de vecinos, de ocio como de turistas”.

“Al parecer, el problema deriva de unas obras de 1991 y la instalación de colectores marginales que han dejado sin uso el antiguo colector, que ha acumulado aguas residuales creando un saco decantador”, ha detallado, para explicar que “una de las soluciones que aporta tanto la dirección como la Gerencia de Emacsa a medio plazo es tapiar este colector”.

Según ha expresado el concejal, “cosa destacable es que entre el 70 y el 80 por ciento de las aguas residuales de la ciudad pasan por esta zona en su camino subterráneo hacia la depuradora de la Golondrina, donde son filtradas antes de su emisión al río Guadalquvir”.

Pero, según Emacsa, “se pueden reducir los olores”, y en esa labor, tanto desde Podemos, como los vecinos, han transmitido “un alivio al ver que la empresa municipal de aguas va a efectuar una importante inversión en la zona periodificada en los próximos años”, aunque “algunas actuaciones necesitarán de los permisos oportunos de Patrimonio de la Junta y de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG)”.

En este caso, Alcántara ha apuntado que “una de estas importantes inversiones a medio plazo se va a traducir en la implantación de un tanque de tormentas en el aliviadero del Balcón del Guadalquivir, para evitar grandes y excesivos alivios de la red unitaria en esta zona que ahonda igualmente en los olores desagradables que sufren los vecinos”.

Podemos quiere que las actuaciones estén antes del próximo verano

En las actuaciones a corto plazo, “para evitar que el próximo verano los vecinos sigan sufriendo los olores y molestias que ocasiona el alcantarillado, se va a estudiar la instalación de sifones y clapetas antirretorno, que serán instalados en los imbornales o alcantarillas que así lo permitan”, según ha informado el concejal de Podemos.

De igual manera, el edil de la formación morada ha avanzado que “se va a estudiar la implantación en los pozos afectados de un nuevo sistema de productos inhibidores de efluvios y olores”.

Todas estas actuaciones, la intención de Emacsa y el deseo de Podemos es que “estén operativas antes del verano de 2021, época de intensificación de los efluvios, con lo que los estudios y actuaciones deberán efectuarse en este mismo otoño o en el invierno, a más tardar”, según Podemos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here