Prolibertas da su versión sobre el apuñalamiento en el Comedor Social


“Lamentamos y rechazamos enérgicamente la violenta agresión sufrida por nuestro compañero"

Comedor Social de Prolibertas./Foto: LVC
Comedor Social de Prolibertas./Foto: LVC
Comedor Social de Prolibertas./Foto: LVC
Comedor Social de Prolibertas./Foto: LVC

Un lamentable suceso acontecía este miércoles en el Comedor Social de los Trinitarios en Córdoba. Y es que, un trabajador social, a la par coordinador del centro, sufrió una lamentable agresión mientras estaba realizando el reparto de comida a las personas usuarias de nuestro servicio.

Como ha indicado la Fundación Prolibertas, que dirige el Comedor, el presunto “agresor, de nacionalidad española y residente en Córdoba, no es un usuario habitual del mismo, de hecho, solo ha acudido al mismo cinco veces en los cuatro últimos años”. A lo que ha agregado que, “actualmente tenía denegada la entrada a nuestro recurso, por diversos motivos, entre ellos otra actuación violenta”.

“Como resultado de la agresión con arma blanca sufrida nuestro compañero tuvo que ser atendido, en un primer momento por el personal de Prolibertas y por las personas usuarias que, en todo momento, prestaron una gran colaboración. Posteriormente y una vez avisados los servicios de emergencias, fue trasladado en ambulancia al Hospital Reina Sofía, donde actualmente se encuentra en observación. Afortunadamente, las heridas ocasionadas no le han provocado daños de gravedad y esperamos que en las próximas horas pueda recibir el alta”, se ha apuntado desde Prolibertas.

La opinión de Prolibertas

Asimismo, la Fundación ha realizado una serie de consideraciones entre las que se haya que, en primer término, “lamentamos y rechazamos enérgicamente la violenta agresión sufrida por nuestro compañero. Deseamos mostrarle a él y a su familia todo nuestro apoyo y cercanía en estos difíciles momentos”.

Prolibertas ha contextualizado esto suceso dentro de la situación actual de crisis, que está propiciando “vulnerabilidad de cientos de personas y familias”, lo que derivaría en “una enorme frustración lo cual se traduce en una mayor presión asistencial en las entidades que estamos en primera línea y con las puertas abiertas”. Lo que los ha llevado a solicitar “un mayor apoyo y compromiso por parte de las administraciones públicas y de la sociedad en general”. 

“El agresor no es, en absoluto, representativo de las personas usuarias de nuestros recursos”, ha proseguido la Fundación. Esto para mostrar su “agradecimiento al Cuerpo Nacional de Policía y los servicios de emergencia por su rápida actuación”, así como por las “numerosas muestras de apoyo recibidas de la sociedad cordobesa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here