Gabriel Pérez: “Como Universidad, tenemos que estar a la altura del papel que debemos representar en el mundo postcovid”


En su intervención, el rector empezó con un recuerdo para las víctimas de la pandemia

Universidad
Gabriel Pérez Alcalá./Foto: LVC
Universidad
Gabriel Pérez Alcalá./Foto: LVC

La Universidad Loyola ha celebrado el acto de apertura del curso 2020/2021, el octavo de la Universidad, que se ha desarrollado en su Campus de Sevilla, con aforo y duración reducidos debido a las medidas de seguridad contempladas en su Plan de Contingencia ante la situación de pandemia.

De este modo y de forma excepcional, al acto han asistido presencialmente los miembros del Consejo de Gobierno y una representación del Claustro, y se ha retransmitido en streaming a través de Youtube para toda la comunidad universitaria. Al acto han asistido la primera Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Dos Hermanas, Basilia Sanz Murillo, y el director general de Investigación y Transferencia del Conocimiento de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Pablo Cortés Achedad.

El acto se inició con la celebración de la Eucaristía en la capilla del Campus, presidida por el jesuita José María Valderde y concelebrada por Ildefonso Camacho SJ, Gonzalo Villagrán SJ.

Tras finalizar la misma, prosiguió el acto académico con el informe del secretario general Pedro Pablo Pérez; la lección magistral a cargo del jesuita Diego Molina, profesor de la Facultad de Teología de la Universidad Loyola; y finalizó con el discurso del Rector, Gabriel Pérez Alcalá, dando por inaugurado el curso académico. 

Discurso del rector

En su intervención, el Rector empezó con un recuerdo para las víctimas de la pandemia, un agradecimiento a todos los que han estado en primera línea en la lucha contra ésta, además de expresar la solidaridad de la Universidad Loyola con todos quienes sufren las consecuencias de la crisis. 

Pérez Alcalá ha querido enviar también un mensaje de esperanza para todos quienes tienen miedo ante esta situación, especialmente las personas mayores y ha animado a toda la comunidad universitaria a seguir trabajando y ser solidaria para vencer definitivamente la pandemia y sus consecuencias. 

Asimismo, el Rector ha querido agradecer también a toda la comunidad Loyola su compromiso y todo el trabajo realizado desde el inicio de la crisis que ha permitido a la universidad terminar el pasado curso con normalidad y preparar este que ahora se inicia para seguir cumpliendo con su compromiso docente. “Esto ha sido posible porque, sin darnos cuenta, hemos creado, en muy poco tiempo, una universidad excelente”, ha indicado Pérez Alcalá.  

“Aunque andamos ocupados por el inicio de este nuevo curso, lo importante será lo que venga después, sobre todo, estar a la altura del papel que debemos representar en el mundo post Covid y que se concreta en cuatro aspectos: la formación de personas, la creación de pensamiento, la conciencia crítica y el servicio a los más desfavorecidos. Servir esos objetivos nos permitirá cumplir con la misión que tenemos encomendada como universidad de la Compañía de Jesús”. 

Finalmente, el rector aseguró que el futuro de la universidad “se sigue conjugando con el verbo crecer, crecer sin miedo, con esperanza, en medio de una adversidad que hace un año no preveíamos, en un mundo nuevo que aparece”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here