Intento de suicidio en la estación de autobuses de Córdoba


FTSP-USO Córdoba informa del suceso y pide que se refuerce la seguridad en el recinto, como establece el pliego de condiciones

Estación de autobuses./Foto: LVC
Estación de autobuses./Foto: LVC
Estación de autobuses./Foto: LVC
Estación de autobuses./Foto: LVC

La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la Unión Sindical Obrera de Andalucía en Córdoba (FTSP-USO Córdoba), ha informado de la actuación -el pasado viernes 11 de septiembre- por parte del Vigilante de Seguridad M.M.G. del turno de tarde de la estación de autobuses “el cual se encontraba de servicio de vigilancia solo y sin ayuda”, quien alrededor de las 16:00 horas, “alertado por los gritos de varias personas y por parte del personal de limpieza el cual tenían sujeto a un Varón de unos 48 años que quería suicidarse”.

Desde FTSP-USO se ha subrayado que “la rápida actuación del único vigilante de seguridad que cuenta la estación y la ayuda incondicional del personal de limpieza consiguieron agarrarlo para que no se tirara a las ruinas arqueológicas, que disponen de una considerable altura dicha estación”.

Asimismo, los presentes “alertaron a la Policía Nacional que se personaron en el lugar y montaron a este señor en una ambulancia y se hicieron cargo de la situación”. Desde FTSP-USO “queremos dar la enhorabuena al Vigilante de Seguridad M.M.G. por su valentía y rápida actuación salvando de una desgracia a la estación de autobuses de Córdoba”. Por lo que la Federación ha pedido “hacer fuerza a nuestras peticiones de aumentar la seguridad a tres vigilantes por turno, dado que las instalaciones tienen ruinas arqueológicas, paso de viajeros (unas 1.000 personas diarias) y encontrándonos en plena alerta terrorista Nivel 4, puntos estratégicos y muy transitados maleantes”.

Es por ello que se ha asegurado que “si hubieran estado los tres vigilantes de seguridad, que venimos denunciando hace meses, se hubiera evitado que este señor hubiera llegado ni a rebasar la barandilla de seguridad y daría tranquilidad a los transeúntes que pasan a diario por dicha estación. Mientras el vigilante estaba en plena intervención la estación de autobuses se encontraba sola y sin seguridad”.

“Seguimos mostrando preocupación por el incumplimiento del pliego de condiciones redactado por la Junta de Andalucía que obliga a tener tres vigilantes y mostramos nuestra preocupación por la situación que vienen padeciendo los trabajadores de la empresa de Seguridad Watchman Security S.L. en el servicio de vigilancia y seguridad que esta presta diariamente en la estación de autobuses de Córdoba y la empresa Visersa y Gestión S.L. por la reducción de personal en el punto de información y personal de mantenimiento, pues son cesión de los locales al consorcio de Autobuses de Andalucía y a la UTE compuesta por las empresas Alsa, Socibus y Sepulvedana, los cuales deben de cumplir dicho pliego”.