La GMU trabaja para evitar derrumbes en la calle San Fernando


Concretamente se concederán licencias para la edificación de solares vacíos y que estos sirvan de contención de la muralla, además de la actuación en la antigua Ermita de la Aurora

Salvador Fuentes y Juan Murillo junto a la antigua Ermita de la Aurora./Foto: Patricia Cachinero
photo 2020 09 10 12 11 18
Salvador Fuentes y Juan Murillo junto a la antigua Ermita de la Aurora./Foto: Patricia Cachinero

La Gerencia Municipal de Urbanismo ya cuenta con la encomienda de gestión para la antigua Ermita de la Aurora ubicada en en la Calle San Fernando. La encomienda contempla los estudios previos, asesoramiento, redacción del proyecto y obra. Salvador Fuentes ha informado esta mañana que ya se ha comenzado a trabajar en el lugar con la limpieza por parte de Sadeco, una limpieza que además ha permitido la eliminación la hiedra que estaba deteriorando la piedra. 

Esta actuación es conjunta a la concesión de licencias para la edificación en los solares vacíos junto a la muralla, el objetivo es evitar que esta caiga por la falta de contención como ya sucedió unos metros por debajo de la mencionada Ermita de la Aurora. Dichas licencias se concederán con prontitud y dejarán tan solo un solar vacío de los siete que actualmente hay.

photo 2020 09 10 12 11 22
Salvador Fuentes y Juan Murillo junto a la antigua Ermita de la Aurora./Foto: Patricia Cachinero

En lo que se refiere a la muralla de la propia Ermita, el arquitecto Juan Murillo ha explicado que son dos los puntos conflictivos principalmente así como la base. Del mismo modo ha especificado que el arco y la portada se encuentran en buen estado. En la actuación de los mencionados puntos se aplicará un tratamiento que, según ha explicado Murillo, permitirán “consolidar las partes de la muralla”. Este tratamiento consistirá en una “carbonatogénesis bacteriana que es una especie de gel con unas bacterias que lo que hacen es generar carbonato cálcico que en la piedra caliza la fortalecen”. En este sentido el arquitecto ha valorado positivamente el tratamiento que se va a realizar por encima de los tratamientos químicos ya que el primero fortalecería la piedra desde dentro mientras que los químicos lo hacen solo por fuera. Respecto al tratamiento ha explicado que ya se están haciendo pruebas con la piedra de Córdoba en la puerta del puente, unas pruebas que, por el momento, están resultando “prometedoras”.