IU arremete contra el gobierno municipal


La formación utiliza la participación ciudadana como arma arrojadiza contra el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Córdoba

La O IU
Centro Cívico Levante./Foto: LVC
La O IU
Centro Cívico Levante./Foto: LVC

La participación ciudadana fue una de las “joyas de la corona” del anterior cogobierno municipal, que conformaban PSOE e Izquierda Unida (IU). En especial de esta última formación que aprovechó para hacer suyos los “ataques” de determinados colectivos vecinales a las cofradías.

En ese sentido, cabe recordar las polémicas que se reiteraban en espacio-tiempo sobre la carrera oficial. Por tanto, dichos colectivos (arropados bajo el manto de la “participación ciudadana”) son especialmente importantes para IU.

Y así lo han reflejado en un comunicado en el que se han lamentado de que, “en los más de 16 meses que llevamos de este gobierno municipal hemos asistido a un desmantelamiento progresivo de los órganos y de los cauces de participación”. 

Esto para añadir que, “hoy, las decisiones que se toman en el Ayuntamiento son a golpe de bastón, con oscurantismo, como si fuera su chiringuito particular y los espacios y cauces de participación están en el más absoluto de los olvidos”. Una acusación que llama la atención, si se tiene en cuenta que el actual Gobierno fue votado por los cordobeses y debería estar legitimado para tomar sus propias decisiones.

Centros Cívicos

Para argumentar sus acusaciones, IU ha tirado de un clásico: los centros cívicos. Ello para señalar que, “desde el fin del confinamiento no existe un plan para la reapertura de los centros cívicos y tampoco se ha continuado con su nuevo reglamento. En general, todos ellos están formalmente abiertos pero sin posibilidad de asistencia administrativa y de atención ciudadana, funcionando únicamente como centros de servicios sociales comunitarios”.

Llama la atención, no solo que en mitad de la “segunda oleada” y con el reciente ejemplo del centro de día de mayores de Fepamic, desde IU se abogue por una reapertura de ese calado; sino que además cabe recordar que, con su cogobierno en el poder, a la prohermandad de La O se le negó el uso de un espacio en un centro cívico. 

Y es que al igual que el portavoz de IU no quería que se juren cargos sobre la Biblia o el Corán, para no convertir el Pleno del Ayuntamiento en una librería -como publicaba en Twitter-; se antoja que los centros cívicos no pueden ser ejemplo cultural en todos los aspectos o, cuando gobierna el PP ¿sí?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here