Aguirre presenta un equipo tecnológico capaz de realizar 2.400 PCR más al día


El consejero de Salud y Familias ha presentado un nuevo equipamiento médico de 8 robots de manipulación de líquidos OT-2, módulos físicos magnéticos y térmicos y material de laboratorio

Jesús Aguirre/Foto: Irene Lucena

img 9176

La Consejería de Salud y Familias, gracias a una donación del proyecto CovidRobots, ya cuenta con la puesta en funcionamiento a pleno rendimiento en el Servicio de Microbiología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla del equipo Opentrons Covid-19 para el análisis de 2.400 PCR diarios. En concreto, este equipos está conformado por un conjunto de 8 robots de manipulación de líquidos OT-2, módulos físicos magnéticos y térmicos y material de laboratorio. Con la puesta en funcionamiento, el centro hospitalario ya efectúa una media de 3.000 PCR al día.

Equipo con sistema adaptativo

El sistema, que permite adaptarse a los protocolos de cada laboratorio, además de poder utilizar reactivos de cualquier marca comercial, es capaz de realizar de manera automática las tres etapas necesarias para analizar hasta 2.400 muestras al día a través de la tecnología RT-qPCR.

El consejero de Salud y Familias,el cordobés Jesús Aguirre, ha presentado hoy el nuevo dispositivo que “mejora la capacidad de actuación de Andalucía frente al COVID-19 y que eleva a día de hoy la capacidad de Andalucía entre 8.500 y 10.000 pcr diarias si fuera necesario y hasta más de 100.000 semanales”. Aguirre también ha aprovechado su intervención para agradecer esta donación que supera los 168.000 euros y que “mejora de forma contundente la capacidad de reacción de nuestra comunidad autonóma”.

Aguirre, viendo el nuevo equipo presentado.

Al equipo del Hospital Virgen del Rocío se suma otro, de iguales caracterísicas en el Regional de Málaga y también donado por el proyecto CovidRobots; una iniciativa integrada por  un grupo de seis empresas– Merlin Properties, Endesa, Banco Santander, Experis de ManPower Group, Línea Directa Aseguradora, Telefónica, la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela, la Fundación Profesor Novoa Santos, Auren y algunos donantes anónimos, quienes creado un fondo para la compra de estas estaciones.