La posverdad llega a El Correo


El legendario bar del centro no cierra, a pesar de que una fotografía que ha corrido por las redes así lo anunciara

La foto de marras. Bar El Correo

En la tarde del lunes 17 de agosto algunas alarmas han saltado, sobre todo las de los numerosos clientes del bar El Correo que han recibido en su whatsapp o Messenger una fotografía donde se ve al propietario del establecimiento, Manolo Carrasco, y a su compañero, quitando el cartel de la puerta. “Estamos en realidad poniéndolo”, nos dice el propietario “porque se nos había movido después del tormentazo y los días de viento que ha habido”. 

thumbnail img 6474
La foto de marras. Bar El Correo

Cuestión de interpretación pero también de lo que prolifera en redes: las conocidas como fake news. Porque en algunos casos la fotografía ha venido acompañada con un texto que no solo avisaba del cierre del bar sino que añadía que éste se debía a las últimas medidas adoptadas por la Junta de Andalucía para el control de la pandemia. “¿Pero cómo vamos a cerrar si está la cosa que pega bocaos?”, comenta Manolo Carrasco, que ha añadido que “no sé si es una broma o es que no se han enterado. Estamos expuestos a este tipo de cosas. Siempre nos están metiendo en algún follón. Tampoco pasa nada”.

El bar El Correo, ubicado en la calle Jesús y María cerca de Las Tendillas fue fundado por el abuelo del actual propietario el 25 de mayo de 1931 y desde su apertura ha sufrido pocos cambios. Famoso por su cerveza y sobre todo por el pequeño espacio del que dispone,que hace que tomar cañas en él se convierta en lo que más nos gusta en el sur : disfrutar de la calle. El Correo es el punto de encuentro de numerosos cordobeses desde hace muchos años y es comprensible que el anuncio de su supuesto cierre haya creado consternación. Pero no. El bar que conoció la II República también ha llegado a este siglo de la posverdad y todo apunta a que superará la pandemia.