Fuentes defiende el proyecto, que cuestiona la oposición, sobre el edificio de Simago


El expediente se ha retirado del orden del día del consejo rector de la Gerencia de Urbanismo al no contar con votos suficientes para su aprobación

Edificio de Jesús y María donde se prevé un hotel. innovación
Edificio de Jesús y María donde se prevé un hotel. /Foto: LVC

Finalmente no ha salido adelante la innovación del PGOU sobre el antiguo edificio de Simago, en la calle Jesús y María, para que pasase de un uso comercial a otro que permitiera un hotel y viviendas. La ausencia en el consejo rector de la Gerencia de Urbanismo de dos miembros del gobierno municipal -la recién dimitida Laura Ruiz y David Dorado- ha hecho que este punto se retirara del orden del día por no contar, tampoco, con el respaldo de Vox.

Edificio de Jesús y María donde se prevé un hotel. Fuentes innovación
Edificio de Jesús y María donde se prevé un hotel. /Foto: LVC

Ante esta situación, el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), Salvador Fuentes, ha mostrado su disposición mediante un comunicado para convencer a la oposición municipal de la importancia de la aprobación de la innovación urbanística prevista en el centro de Córdoba, “ya que el documento redactado no es más que el desarrollo de lo acordado el pasado mes de diciembre y aprobado por unanimidad en el Consejo de GMU, que estimó conveniente y oportuno posibilitar la implantación de usos diferentes al comercial exclusivo en las parcelas del ámbito afectado por la innovación de 2007 y proceder a ajustar a la realidad parcelariay registral las fincas afectadas”.

Los grupos de IU y Podemos han señalado que “la propuesta conlleva un trato discriminatorio, favorable para el propietario en este caso, pero desfavorable para el resto de propietarios del Casco Histórico y sin tener en cuenta a las personas que viven, trabajan o visitan el Casco Histórico”.

Las razones por las que Vox difiere de esta propuesta no son muy diferentes. Su portavoz, Paula Badanelli, ha explicado que en el expediente “ni siquiera se entra a valorar las condiciones jurídicas, por lo que “esto puede derivar en un problema legal de envergadura, porque sienta un precedente peligroso de urbanismo a la carta, y no se deben aplicar para los nuevos usos las mismas condiciones del convenio anterior, sino que debe regirse por lo recogido en el PEPCH”.

Desde el PSOE, por su parte, el concejal José Antonio Romero, ha detallado que  la propuesta de innovación del PGOU “presentaba incoherencias y no estaba suficientemente justificada” y ha añadido que “es un nuevo capítulo de urbanismo a la carta del gobierno de PP y Ciudadanos”.

Fuentes ha querido aclarar que el punto de la citada innovación de los edificios de calle Jesús María no se ha tratado por urgencias, ya que “el expediente completo estaba a disposición de todos los consejeros desde el momento de la convocatoria del Consejo Rector de la Gerencia”.

Fuentes explica los usos del proyecto

En cuanto a las dudas planteadas respecto a la aplicación para los usos distintos del comercial del convenio firmado en julio de 2005 entre el Corte Inglés y la Gerencia de Urbanismo (mientras Rosa Aguilar era alcaldesa), Salvador Fuentes ha aclarado que “el documento de innovación lo dice muy claro, no entendiendo que de su lectura pueda quedar duda alguna”.

Para la implantación de usos distintos del comercial exclusivo, las condiciones de ocupación de parcela sobre rasante para la superficie no protegida del conjunto deben ajustarse a las del área urbana del entorno. La innovación de 2007 prevé, para la zona no protegida, una ocupación máxima del 100% en todas sus plantas, respetando los retranqueos marcados por la volumetría hacia la calle Juan de Mena. Esta ocupación (100%) respondía a la tipología de edificio comercial exclusivo.

Si el uso que se pretenda en la parcela es diferente del comercial exclusivo, para las áreas de zona renovada se deben aplicar las condiciones de ocupación previstas en el artículo 59 de las Normas Urbanísticas del PEPCH, “que permiten un 100% de ocupación en planta baja, cuando esta se dedique a usos no residenciales y un 70% en el resto de las plantas sobre rasante, respetándose los retranqueos establecidos por la innovación vigente en la fachada recayente a la calle de Juan de Mesa”

Para el presidente de la GMU “está claro que, en caso de construirse un hotel o viviendas, debe disponerse un patio del 30% de la superficie de la parte no protegida del edificio, en las mismas condiciones de ocupación que el resto de solares del Conjunto Histórico con la ordenanza de zona renovada, que es la propia de este área del centro urbano, donde predominan los edificios en altura de épocas recientes”.

Es por ello que “la innovación que ahora se plantea recupera las condiciones de ocupación previas al convenio de 2005 y a la innovación del PGOU de 2007 que lo desarrolló”.

Respecto a la cuestión de que el informe municipal no entra a valorar las condiciones jurídicas, el presidente de la Gerencia ha explicado que el citado informe está suscrito por el Jefe del Servicio de Planeamiento de la Gerencia, que ha incorporado en el informe las consideraciones legales procedentes en cuanto al contenido documental, procedimiento, justificación y propuesta de acuerdos, como se hace en esta gerencia en todos y cada uno de los expedientes de innovaciones del plan general y del plan especial del Casco Histórico.