Miguel Ángel Olivares, actor: “Habría que quitar el estereotipo del andaluz cómico”

186

Miguel Ángel Olivares./Foto: Irene Lucena
Miguel Ángel Olivares./Foto: Irene Lucena

Reconozcámoslo: no suele ser plato de buen gusto que un hijo plantee a sus padres que quiere dedicarse a la farándula. Casi todos somos conscientes de la precariedad del sector, de la incertidumbre constante en la que viven los actores y actrices, de que la fama y el triunfo son caminos muy duros o demasiado rápidos y por ello volátiles…  Ocurre que la farándula hoy es multimedia, y que un actor o actriz tienen posibilidades de desarrollar su talento y su trabajo como nunca antes. También requiere esfuerzo, y disciplina, claro. Y suerte, buena suerte. Miguel Ángel Olivares (Lucena, Córdoba, 1990) siempre supo que su oficio sería la actuación y también imaginó que no lo tendría fácil. Como muchos en esta carrera cogió un tren y se fue a Madrid, donde está todo. El kilómetro cero del éxito soñado. Antes, Miguel Ángel se inició realmente trabajando para la fundación ‘Tu Historia’ que le llevaría a recorrer gran parte de Andalucía. Madrid le daría la oportunidad de series como ‘Amar es para siempre’ (Antena 3), ‘Aquí paz y después gloria’ (Tele 5) o ‘Acacias 38’ (TVE). El mundo es un lugar pequeño cuando se es joven y con ganas de triunfar. Llegaría México, los trabajos para Televisa y el modelaje. Y si el trabajo no llama a tu puerta, invéntatelo: Olivares crearía su propia productora, con los que ha grabado diversos videoclips y cortometrajes. La pandemia le ha supuesto un contratiempo, como a todos. Pero una vez acabado el confinamiento le pillamos de paso por su tierra natal, Lucena, donde en breve presentará un nuevo cortometraje.

 

 Si ha habido un sector particularmente golpeado por la crisis sanitaria ha sido el de las artes escénicas ¿no?

Está siendo malo sobre todo para el teatro, porque el audiovisual se está retomando. Pero el teatro lo tiene más complicado, se han cancelado todas las obras en España. De hecho yo estaba en una, “AMORatados”, que trajimos a Lucena, y en Madrid todos los fines de semana. Y ya no hay nada. Vivimos con la incertidumbre de no saber cuando se va a poder retomar, porque se supone que la nueva temporada comenzaba en septiembre, y es que tampoco se puede ensayar porque está todo cerrado

De todas maneras, usted pertenece a una generación de actores, si me permite la definición, ‘multimedia’. Puede trabajar en muchos campos.

Sí, es verdad. Y las redes sociales están ayudando mucho ahora. Yo tengo la suerte de contar con muchos seguidores y hay que agradecérselo a esa gente que te sigue de una serie a otra, y que te van apoyando. Gracias a esto hay marcas que se interesan por ti. A mí me lleva una agencia que trabaja con marcas conocidas, españolas e internacionales también, y gracias a esto he podido tener un poco más de trabajo. A pesar del parón por el coronavirus, las redes sociales han seguido activas y las marcas quieren seguir presentes. Las redes sociales son fundamentales para ellas.

Miguel Ángel Olivares./Foto: Irene Lucena

Además de estar presente en las redes sociales ¿hay que irse obligatoriamente a Madrid?

Yo me fui directamente. Hice la prueba de acceso a Arte Dramático en Málaga y decidí irme a Madrid. Tenía muy claro desde muy joven que quería ser actor y sobre todo para la televisión. Me encanta el teatro y ahora estoy haciendo más teatro que antes, pero creo que la televisión al final te da reconocimiento y eso a la vez te posibilita el tener más trabajo.

Pues algo ha conseguido en ese aspecto, porque ya han sido varias las series televisivas nacionales en las que ha participado.

En la primera que estuve fue en ‘Amar es para siempre’ y fue una sorpresa, porque aún no había comenzado las clases de interpretación. Me quedaba una semana para iniciar las clases cuando me llamaron. Recuerdo que envié unas fotografías, me convocaron para el casting y me dieron un monólogo. Lo hice,  y a los dos días me llamaron diciéndome que me querían para ese papel. Entré en la segunda temporada de la serie, hace ahora justo seis años. A raíz de eso pude contar con un representante y trabajar más, porque los castings son privados: es muy raro que se convoquen castings abiertos. Uno tras otro vas creciendo poco a poco. Sale trabajo para publicidad también. Le siguió la serie ‘Acacias’ y lo más reciente que he hecho es la última temporada de ‘Allí abajo’, de Antena 3, el año pasado.

Miguel Ángel Olivares./Foto: Irene Lucena

Sin embargo, a pesar de las series, decidió marcharse a México.

Como se dice ahora, ‘me reinventé’. Y me fui a México. Directamente, sin conocer a nadie.Una chica me escribió a través de Twitter. Era seguidora de ‘Amar es para siempre’,  que se estaba poniendo en México, y me confesó que también era fan de Laura Montijano, una actriz española, de Murcia, que lleva muchos años allí haciendo novelas y presentando programas de televisión. Y nos puso en contacto por Twitter a Laura y a mí. Le hizo mucha ilusión contactar con otro actor español y de hecho me invitó a irme y quedarme en su casa. Me fui. Llegué a las dos de la madrugada a México sin conocer nada ni a nadie, y Laura me acogió en su casa. Ahí comencé a moverme por distintas agencias. Hice cosas en el mundo de la moda. La verdad es que México fue una experiencia bonita porque todo sucedió  muy rápido. Allí, al ser español, te acogen fenomenalmente, parece que por eso te quieren más. Es una conexión muy fuerte.

Esperar a que suene el teléfono frustra mucho. Cuando has trabajado, el estar unos meses inactivo te anima a hacer algo. Yo lo necesito.

¿Y la otra alternativa cuando no hay trabajo es ser modelo?

Pues no es mi prioridad, pero la rama de la publicidad de moda, con la actuación, están muy juntas. He hecho catálogos, pero pasarela no porque no doy ni la altura (risas). Luego, cuando vine de México, estuve en XTI World. Me llamaron con mi perro, que sale en el catálogo conmigo. No es mi prioridad de todas maneras, pero sí es algo que haría.

Miguel Ángel Olivares./Foto: Irene Lucena

Hay otra faceta en la que se ha embarcado: la dirección. Hace tres años además creó su propia productora. Hacer otras cosas alivia la carga de esperar que suene el teléfono ¿verdad?

Es que esperar a que suene el teléfono frustra mucho. Cuando has trabajado, el estar unos meses inactivo te anima a hacer algo. Yo lo necesito. Un amigo que es director, Fernando Osuna, me animó a crear una productora. Lo hice  y hasta la fecha he realizado varios videoclips, cortometrajes – uno lo acabé hace dos semanas- y la verdad es que es una experiencia muy bonita. Dirigir es algo que me gusta, incluso a veces algo más que actuar. Al principio me pareció algo muy loco, porque no tenía ni idea. Yo no he estudiado audiovisual. Pero he tenido gente, contactos y amigos que me han ayudado mucho.

¿Cómo surge ‘Desatranques Jaén’?

Pues la serie es idea de Fernando Osuna que me invitó a trabajar en el proyecto y le dije que sí, por supuesto. Me pareció una idea muy divertida y loca y que ha acabado teniendo mucho éxito. La gente no se lo creía cuando sacaron los primeros teasers, pensaban que era una broma. Yo estoy muy contento porque es la primera comedia en la que participo. Bueno, ‘Allí abajo’ también es comedia, pero no algo tan loco como ‘Desatranques Jaén’. Tiene mucha fantasía.

Tenía muy claro desde muy joven que quería ser actor y sobre todo para la televisión.

Humor surrealista, diría yo.

Sí, en efecto. Los guionistas son Fernando Osuna Mascaró y Juanjo Ramírez Mascaró, su primo. Y cuentan con un elenco muy interesante. Pablo Carbonell, Santi Rodríguez, Carlota Boza… la verdad es que mucha gente se ha sumado a este proyecto.

Hacemos esta entrevista en su ciudad, en Lucena. ¿Se cumple lo de ‘profeta en su tierra’?

Yo llevo esta bandera siempre conmigo. Nunca digo ‘soy de Córdoba’, porque soy de Lucena. En México me preguntaban y yo les contestaba que Lucena es una ciudad que está en Córdoba, pero siempre he dicho que soy de aquí y siempre lo diré. Es cierto lo de no ser profeta en tu tierra, pero yo la bandera de Lucena la llevo siempre conmigo.

Miguel Ángel Olivares./Foto: Irene Lucena

Tuvo que marcharse a Madrid siendo Andalucía una tierra de actores y actrices enormes y magníficas escuelas ¿Qué nos pasa?

Es verdad que últimamente se está produciendo mucho aquí, muchos proyectos que además cuentan con el apoyo de la Junta. En la televisión encontramos series andaluzas aunque creo que debería haber más y sobre todo centradas más en la Historia. No quedarnos tanto en la comedia. Quitar el estereotipo del andaluz cómico y trabajar más el drama, lo histórico, y con acento andaluz, que es el nuestro y no tenemos por qué quitarlo. Y después las producciones internacionales deberían trabajar más fácilmente aquí, porque tenemos una tierra preciosa, con localizaciones muy bonitas – algunas sin descubrir aún- y actores buenísimos.

Yo llevo esta bandera siempre conmigo. Nunca digo ‘soy de Córdoba’, porque soy de Lucena.

 

Cartel de ‘Julia’, nuevo cortometraje / Foto: LVC

¿Cuáles son los próximos proyectos de Miguel Ángel Olivares?

Estoy con el montaje de ‘Julia’, que es un corto que he escrito,  producido y dirigido. La cuarentena me ha dado para mucho. Lo protagoniza Daniela Santiago, que es la protagonista de la serie ‘La Veneno’, y sacaremos el trailer y el cartel a finales de mes.

Después trabajaré para una obra de teatro que estoy preparando con Víctor Salinas, un productor de México y ‘AMORatados’, la obra de teatro que traje a Lucena y que vamos a presentar en Iznájar en octubre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here