Proponen instalar veladores en la Judería “de forma excepcional”

249

Albás dice que la solución se hará con consenso y respeto a la ley, mientras los vecinos insisten en que la medida es temporal "hasta que vuelva el turista"

judería veladores
Calle Magistral González Francés. /Foto: JC
judería veladores
Calle Magistral González Francés. /Foto: JC

“Mientras los otros barrios está resucitando, el nuestro se está muriendo”, señala la presidenta de la asociación de vecinos La Medina, Lourdes Martínez, a la hora de describir la recuperación tras el estado de alarma en la zona que abarca, precisamente, el corazón turístico de la ciudad. Numerosos comercios, bares y restaurantes siguen aún cerrados ante la falta de turistas y estos establecimientos buscan una salida a esta situación.

Algunos de ellos, junto con Lourdes Martínez, mantuvieron ayer un encuentro con la delegada de Turismo, Isabel Albás, y con el de Urbanismo, Salvador Fuentes, a quienes plantearon la posibilidad de instalar veladores “de manera excepcional y provisional” mientras exista la falta de turismo, como ha señalado la presidenta de La Medina, quien añade que no obtuvieron respuesta por parte de los representantes municipales.

Albás ha reconocido que “la situación es muy complicada” para los bares y restaurantes de la Judería ante la ausencia de turistas, aunque no descarta la adopción de “medidas excepcionales ante una situación excepcional, con el consenso de todos y la legislación sobre la mesa”. 

Los veladores de la Ribera, más animados

Martínez ha justificado esta petición de poner veladores en la Judería en que “hay una frontera entre la Ribera y nosotros”, por lo que en la fachada que mira al Guadalquivir hay animación en los establecimientos, algo que no se traduce en las calles inmediatas. La presidenta de este colectivo recuerda que siempre ha estado “en contra de muchas cosas”, pero la gravedad de la situación actual justificaría la adopción de esta medida siempre “de manera excepcional y provisional”, como remarca en varias ocasiones.

En su opinión, “necesitamos ocupar ese espacio con pocas mesas y que se puedan llenar de gente, y que a los cordobeses les apetezca ir a la Judería”. Por esto, reclama que “deberían pasarnos la mano de forma excepcional hasta que vuelva el turista, porque muchos negocios no van a sobrevivir”, y para la Administración “no cuesta tanto ser flexible”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here