El parking (de pago) de la discordia


La reciente licitación de la gestión del aparcamiento del Hospital Reina Sofía ha reavivado una polémica que se remonta a hace cuatro años

aparcamiento parking hospital reina sofía
Aparcamiento del Hospital Reina Sofía. /Foto: LVC

El Hospital Universitario Reina Sofía cumplirá dentro de seis años medio siglo de existencia y en todo este dilatado periodo de tiempo no ha tenido un aparcamiento en condiciones para los familiares de los pacientes ni para los trabajadores de este complejo sanitario. Quienes han ido a visitar un enfermo han tenido que soportar desde un intenso olor a vaca hasta charcos oceánicos en días de lluvia. Hace casi un lustro, el anterior Gobierno de la Junta de Andalucía ofreció una solución con truco y aquello levantó tal polvareda política, porque habría que pagar por dejar el coche, que han pasado cuatro años y todo sigue igual, aunque hayan cambiado las siglas políticas tanto en el Ayuntamiento como en la Administración andaluza.

aparcamiento parking hospital reina sofía
Aparcamiento del Hospital Reina Sofía. /Foto: LVC

La mejor manera de comprender la polémica es hacer historia. La liebre se levantó en 2016, cuando la Consejería de Salud licitó el pliego para la construcción del Hospital de la Madre y el Niño que se sufragaría gracias a los beneficios generados por la explotación del aparcamiento del Reina Sofía. Colaboración público privada pura y dura. Aquello dio pie a la creación en noviembre de 2016 de una plataforma en defensa de la gratuidad del aparcamiento capitaneada por Facua y que en un primer momento aglutinó a colectivos ciudadanos, sindicatos, alcaldes de pueblos, asociaciones de vecinos y formaciones políticas, como PP, IU y Podemos.

La presión ejercida por esta plataforma surtió rápido efecto, pues el 23 de noviembre de dicho año la Dirección General de Gestión Económica del Servicio Andaluz de Salud retiraba el pliego para contratar la gestión y explotación de los aparcamientos. Pero con esta decisión no se cerraba polémica alguna, ya que seguía latente la posibilidad de cobro por el uso del parking.

Aparcamiento del Hospital Reina Sofía. /Foto: LVC

En el frente político, el PP fue el abanderado debido a que Podemos carecía en aquel momento de representación y la presencia de IU en la plataforma se debía más a los alcaldes de la provincia que a su grupo municipal, que formaba gobierno con el PSOE. El portavoz popular, José María Bellido, esgrimía en su estrategia que el suelo del aparcamiento fue cedido en 2014 por el Ayuntamiento para que tuviera este fin, algo que se perdía si se cobraba, decía, a unos “usuarios cautivos”.

Mientras, el entonces consejero de Salud, Aquilino Alonso, defendía que la suspensión del pliego no descartaba el plan de modernización del Reina Sofía, prometido desde 2006 por los consejeros de Economía y Salud, José Antonio Griñán y María Jesús Montero, respectivamente, y del que no aparecía partida alguna en los presupuestos de la Junta. De forma simultánea, y con el intento de calmar los ánimos, el gerente del SAS, se comprometía con la plataforma a un adecentamiento del parking.

Es éste el momento en el que la entonces alcaldesa, Isabel Ambrosio, el 10 de marzo de 2017, anuncia un “plan de movilidad de accesibilidad” al Reina Sofía que contemplaría el futuro del aparcamiento, que estaría en marcha en sólo seis meses y que contemplaba una especie de tarifa plana. 

Las dilaciones del gobierno municipal a la cuestión no distraen a la plataforma de su objetivo. En este año, los integrantes de este colectivo se trasladan al Parlamento de Andalucía, donde les reciben, entre otros, el portavoz popular, Juanma Moreno.

Aparcamiento del Hospital Reina Sofía. /Foto: LVC

En el entorno del Reina Sofía hay terreno para el aparcamiento de unos 2.000 vehículos, lo que viene a satisfacer la demanda del centro sanitario, al que uno de cada cuatro usuarios llega en su propio vehículo y el resto en autobús, bicicleta o andando.

La reciente licitación de la gestión de este parking ha vuelto a reavivar una polémica que no se había dormido del todo. La plataforma -ahora sin el el PP- acusa de “operación de enriquecimiento” a la empresa adjudicataria, ya que a cambio de un canon anual de 12.000 euros se prevén unos beneficios estimados en 355.000 euros.

Esta operación contempla la regularización de 923 plazas de aparcamiento frente al edificio de Consultas Externas, a las que hay que sumar otras 297 junto al servicio de Urgencias. Se prevé que el precio sea de un euro con independencia del tiempo que use y que subrogue a quienes de forma alegal controlan actualmente el parking.

La situación ha vuelto al punto de partida. Ahora son los populares quienes se defienden de lo mismo que hace tres años se acusaba al PSOE, mientras desde la plataforma se advierte que no van a bajar la guardia para cumplir su objetivo de que el parking sea gratuito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here