El Hospital Reina Sofía potencia la telemedicina

99

El centro ha puesto en marcha durante la pandemia herramientas virtuales que permanecerán en el futuro y trabaja en el desarrollo de otras que en las próximas semanas empezarán a funcionar

Reina Sofía
Nefróloga y enfermera atienden a pacientes vía telefónica./Foto: LVC
Reina Sofía
Nefróloga y enfermera atienden a pacientes vía telefónica./Foto: LVC

El Hospital Universitario Reina Sofía apuesta por la telemedicina como método de trabajo para la atención a determinados perfiles de pacientes y por herramientas virtuales para la formación de sus profesionales. La telemedicina es una línea de trabajo que el centro venía implementando en los últimos años y que ha cobrado máxima prioridad en el momento en el que se declaró la pandemia por Covid-19. 

Así, desde el pasado 14 de marzo, según explica la subdirectora médica del hospital, Elena García, “el hospital ha ido implantando numerosas iniciativas que permitieran sustituir la presencia física del paciente en consulta, atender sus necesidades y dudas, monitorizar su evolución y valorar su situación clínica. Además, se han implementado modelos de trabajo entre profesionales de diferentes niveles asistenciales (atención primaria y  atención hospitalaria) y entre profesionales de diferentes especialidades que trabajan de forma multidisciplinar para tomar decisiones diagnósticas y terapéuticas”.

El objetivo no sólo es incorporar las nuevas tecnologías a la práctica clínica diaria y a la formación, sino también estar preparados para posibles incrementos de demanda asistencial por Covid que obligasen a volver a restringir la presencia en el complejo sanitario.

En este sentido, el director provincial de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TICs), José Antonio Delgado, explica que “una de las primeras acciones que el hospital impulsó fue la puesta en marcha de las herramientas necesarias para favorecer el teletrabajo, de forma que tanto a nivel asistencial como administrativo, los profesionales del hospital pudieran seguir desarrollando sus funciones y ofreciendo los servicios asistenciales que necesitara el paciente”. Para ello, desde el inicio de la pandemia se han habilitado herramientas seguras de videoconferencia y más de 2.100 accesos remotos. 

En esta línea, José Antonio Delgado destaca que “desde ese momento hasta la actualidad, el hospital ha dado un gran paso en la digitalización de la asistencia al paciente y también, en la digitalización del trabajo que se realiza sin el paciente” y añade que “la puesta en marcha de todas las iniciativas que hemos implementado no hubiera sido posible si no existiera un equipo de profesionales TICs en la provincia que ha trabajado intensamente para que las herramientas estuvieran disponibles para profesionales y pacientes en el menor tiempo posible”.

Atención al paciente

Una de las primeras acciones que el hospital puso en marcha fue la realización de consultas telefónicas, habiendo permitido realizar más de 68.000 en este periodo. Esta práctica se ha instaurado ya como forma de trabajo y en la actualidad forma parte de la estructura de atención de todas las unidades. Así, los profesionales realizan de forma alterna con sus pacientes, consultas presenciales y telefónicas, a fin de evitar desplazamientos innecesarios al centro y garantizar el cumplimiento de las distancias entre personas.

También en esta línea de atención, el Hospital Reina Sofía ha implementado el programa Mercurio, que los profesionales utilizan tanto para comunicarse con otros colegas, como para relacionarse con el paciente. Se trata de una herramienta que permite el envío y recepción de documentación de forma segura, es decir, que permite compartir información con pacientes, informes de resultados o citas, entre otros. Gracias a esta herramienta, complementaria a la atención telefónica, el paciente no tiene que desplazarse por ejemplo, para conocer los resultados de su analítica y puede hablar telefónicamente con su especialista, quien compartirá además el informe del paciente con el interesado. Esta herramienta permite una comunicación bidireccional, por tanto, un paciente también podrá enviarle por ejemplo, un consentimiento firmado a su profesional.

Además de estas dos modalidades, los especialistas también van a poder realizar consultas virtuales con sus pacientes o talleres educativos online gracias a Circuit. Esta herramienta, que está en fase de definición de protocolos (establecer perfil del paciente, qué especialidades la usarán, etc), se extenderá tras el análisis de resultados del pilotaje que se está realizando en el servicio de Salud Mental. En esta línea, destaca también la puesta en marcha del blog educativo del servicio interniveles de Medicina Física y Rehabilitación del hospital y Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir, que ha permitido seguir ofreciendo recomendaciones y ejercicios para que los pacientes pudieran seguir su proceso de rehabilitación durante el confinamiento.

Para que los diferentes especialistas puedan realizar las teleconsultas en un espacio adecuado, el Hospital Reina Sofía ha creado una sala virtual, ubicada en la cuarta planta del edificio de Consultas Externas, donde se realizará esta práctica, también con profesionales de Atención Primaria, permitiendo por ejemplo que los pacientes no tengan que acudir al hospital en una primera valoración y planificar la estrategia de seguimiento del paciente con su centro de salud.

Otro de los proyectos que se están diseñando es la Telefarmacia, un nuevo servicio que permitirá avanzar en la atención domiciliaria del paciente crónico y frágil, de forma que se le ofrecerá dispensación en domicilio, sin necesidad de tener que retirar la medicación de la farmacia hospitalaria. Además, esta unidad se marca como objetivo también, avanzar en la atención personalizada a través de las nuevas tecnologías, como una atención virtual de dudas, necesidades o renovación de medicación, entre otras.

Además, en el plano de la humanización de la asistencia destaca la incorporación de tablets para que los pacientes ingresados en aislamiento puedan establecer contacto con sus familiares a través de videollamadas durante su estancia en el hospital. 

Como proyectos a medio plazo en la atención al paciente, el Hospital Reina Sofía también está trabajando en el desarrollo de aplicaciones de seguimiento de pacientes crónicos mediante dispositivo móviles. En este sentido, ya se está trabajando con los pacientes con Covid-19 que son dados de alta del centro y precisan una atención de los profesionales, para evitar o controlar posibles reingresos. 

Otras iniciativas

Además de la atención al paciente, el uso de las nuevas tecnologías también están ayudando a la mejora de la comunicación entre profesionales, gracias a la flexibilidad y facilidad de conexión. Esto ha permitido reactivar la actividad formativa y científica del centro, ya que cuando se declaró la pandemia, muchas reuniones de comités y subcomités clínicos que se celebraban habitualmente de forma presencial, dejaron de realizarse.

Gracias a la herramienta Circuit, que aporta seguridad en el tratamiento de los datos de pacientes, los profesionales han podido retomar su actividad en estos órganos que son de gran importancia para el paciente, ya que en ellos se estudia de forma multidisciplinar el diagnóstico y tratamiento de cada paciente con afectación tumoral (subcomités de tumores). Por el momento, la mayoría de los subcomités de tumores están funcionando con esta herramienta, al igual que el comité de farmacia o el comité de grupos de tratamiento, y la previsión es seguir extendiendo este modelo en todos los órganos posibles.

Igualmente, muchas unidades tuvieron que suspender al inicio de la pandemia la celebración diaria de sus sesiones clínicas (reuniones del equipo de profesionales de cada servicio en el que analizan los casos y la actividad asistencial de su unidad). En este momento, el hospital está trabajando para que las diferentes unidades puedan reanudar sus sesiones clínicas de manera virtual.  

Todos estos ejemplos forman parte de una estrategia general que el Hospital Reina Sofía viene diseñando desde hace años y que ha permitido poner en marcha servicios como la teledermatología, las teleconsultas con los pacientes que están en la prisión, o las videollamadas de seguimiento que se realizan en el servicio de Cuidados Paliativos. El hospital seguirá trabajando en esta línea que fomenta la atención personalizada al paciente, la flexibilidad de la asistencia, la accesibilidad y que evita desplazamiento innecesarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here