La Paz suspende, hasta nueva fecha, la coronación de la Virgen


La hermandad no pone fecha y aguardará a que se solvente la crisis del coronavirus

Paz y Esperanza./Foto: Eva M. Pavón
Paz y Esperanza./Foto: Eva M. Pavón
Paz y Esperanza./Foto: Eva M. Pavón
Paz y Esperanza./Foto: Eva M. Pavón

La crisis del coronavirus ha provocado -y lo sigue haciendo- numerosos efectos en la sociedad a los que el mundo de las cofradías no es ajeno. Y, si las procesiones de la Semana Santa y las de Gloria que ya tenían que haberse celebrado no se han podido llevar a cabo, habrá más en los próximos meses. 

Esto sucederá con la que, el próximo mes de octubre, debería haber realizado la hermandad de la Paz con su titular mariana, con motivo de la coronación pontificia de la bella imagen de Juan Martínez Cerrillo. Y es que la junta de gobierno que dirige Enrique Aguilar ha decidido este lunes suspender los actos previstos para la coronación y aplazar esta hasta que la situación sanitaria sea clara y permita celebrar un acto de tanta relevancia, para la cofradía de Capuchinos y la ciudad, con todas las garantías.

Una decisión difícil, pero cargada de responsabilidad. Y es que cabe recordar que, antes del esperado momento de la coronación que iba a tener lugar en la Catedral de Córdoba, la corporación había preparado un nutrido número de actos de gran significación. Con el aplazamiento, la hermandad podrá llevarlos a cabo cuando el contexto socio-sanitario lo permita en las mejores condiciones para una de las cofradías con mayor número de hermanos de la capital.