Munición cargada de realidad


El Coro esta semana se asoma al mundo de la caza. La opinión del sector cinegético, reflejada desde cuatro puntos de vista y con carácter reivindicativo.

Era una cita pendiente. Teníamos que hablar de la caza, del impacto económico que produce en nuestro país y región, del trabajo de conservación que realiza y del cuidado que ponen en su afición los cazadores. 

Para ello hemos contado con Ignacio Fernández de Mesa, presidente de Asaja, patronal agraria que también cuida del sector cinegético; José María Mancheño, presidente de la Federación Andaluza de Caza ;Manuel Orti, socio de Videoalándalus y productor del programa Lances, de Canal Sur TV, y Rafael Canalejo, director del canal Affinity, Caza y Naturaleza de la correduría Rasher. Los cuatro son cazadores, además.

Si bien partimos de cómo ha afectado el parón obligado por la crisis del Covid19 al sector cinegético y cómo en el proceso de ‘desescalada’ se han topado con la indecisión del Gobierno, que hasta última hora no autorizaba la caza deportiva en la denominada ‘Fase 1’, el programa de hoy ha servido principalmente para conocer de primera mano las principales quejas de un sector sujeto a las arbitrariedades administrativas, “cantonismo cinegético”, que define Fernández de Mesa, y sobre todo al desconocimiento de la caza y la mala imagen que de ella se tiene.

La culpa es de Walt Disney

Además de ser el título genérico del blog de nuestro compañero Blas Muñoz, ha sido una de las ideas expresadas en la tertulia. Una manera gráfica de explicar cómo la industria del entretenimiento, personalizada en la humanización que de los animales hizo el creador y dibujante norteamericano, ha calado de tal modo en el subconsciente de varias generaciones que ya no ven la caza como una natural y necesaria actividad humana sino casi como un crimen. A lo que hay que añadir la presión de los grupos animalistas “que gozan de un trato de favor y subvencionado” en palabras del presidente de la FAC. La caza requiere en opinión de nuestros invitados un trabajo en educación que la coloque en la posición que no debió perder culturalmente, y que sea entendida como una actividad natural y bien regulada.

El Covid19 y los animales en la ciudad

Si para algo ha servido el confinamiento es para comprobar cómo los cazadores realizan una labor fundamental en el control ordenado de las especies. Esto meses han sido testigos de cómo jabalíes y otras especies, ante la ausencia de la actividad, se han acercado a las poblaciones, han producido daños en cosechas o han proliferado de una manera que pone en peligro los ecosistemas. En El Coro se ha explicado el trabajo esencia que en este sentido la caza realiza, más allá del ámbito meramente deportivo. 

Un sector productivo e importante para el PIB

No se ha dejado atrás el aspecto económico de la caza, el impacto que supone en la creación y mantenimiento de puestos de trabajo, su peso estratégico en el turismo nacional e internacional y cómo es el modo de vida de muchas familias del ámbito rural. 

Todo ello aderezado por cuatro profesionales que comparten su pasión por la caza y el respeto por la naturaleza. Saben de lo que hablan y tienen pasión por lo que dicen. 

Se puede no ser aficionado, pero si uno es curioso, este Coro le va a permitir conocer muchos aspectos que la caza posee y que no son, lamentablemente, objeto de interés de los medios de comunicación generalista. Parece más entretenido meter a cuatro tipos en una isla desierta y ver cómo se pelean. La caza desde luego es mucho más seria.

Y más humana.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here