La Confederación del Guadalquivir pide implicación para reducir los efectos de las inundaciones


El Organismo ha puesto en conocimiento de las administraciones con competencias en la gestión los trabajos que viene realizando en el marco del Plan de Gestión de Riesgo de inundaciones

Río Guadalquivir
Río Guadalquivir. /Foto: LVC
Río Guadalquivir
Río Guadalquivir. /Foto: LVC

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha recordado a los municipios asentados en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir y a la Junta de Andalucía, la necesidad de su implicación en la adopción de medidas para  disminuir  los riesgos de inundación y reducir las consecuencias negativas de estos episodios.

El requerimiento, dirigido por escrito a estas administraciones, se enmarca en la revisión que está realizando la CHG del Plan de Gestión de Riesgo de Inundación (PGRI) del Guadalquivir. Este documento supone la última fase de la implantación de la Directiva de Inundaciones y tiene como objetivo lograr una actuación coordinada de todas las administraciones públicas frente a las avenidas, basándose en los programas de medidas que  cada  una  de ellas debe aplicar en el ámbito de sus competencias bajo los principios de solidaridad, coordinación y cooperación interadministrativa, y respeto al medioambiente.

En este sentido, la CHG ha informado sobre las medidas que, bajo su competencia, está desarrollando en la demarcación desde la publicación del Plan de Gestión del Riego de Inundación. Entre ellas, ha destacado las orientadas a la ordenación del territorio, como la emisión de informes sectoriales; las destinadas al mantenimiento y conservación de cauces y a la mejora del dominio público hidráulico, fuera de zonas urbanas; las obras de emergencia para la reparación de infraestructuras afectadas; la redacción de proyectos de restauración fluvial, ambiental y paisajística de diversos tramos de río; los trabajos encaminados a la mejora de los sistemas de medidas y alerta hidrológica; o las medidas dedicadas a la investigación y el estudio de la gestión del riesgo de inundación. 

Precisamente con el fin de alcanzar un Plan que responda a las necesidades de los municipios de la cuenca, el Organismo ha apelado a la responsabilidad de estas instituciones para que incorporen durante el proceso aquellas medidas esenciales en el ámbito de su gestión, tales como la elaboración de los planes locales de emergencia ante inundaciones; la planificación y usos del suelo en zonas inundables para evitar su ocupación; las actuaciones de protección y defensa ante inundaciones en casco urbano; o las medidas de restauración hidrológico-forestal y ordenaciones agrohidrológicas, entre otras.

Asimismo también se les ha informado a cada municipio del número de Áreas con Riesgo Potencial Significativo de Inundación –hectáreas de superficie inundable- en su término municipal, que pueden consultar y contrastar en la página web del Organismo.

Como se recordará, durante los trabajos de elaboración de los mapas de riesgo para el segundo ciclo, la CHG identificó 43 nuevos tramos (18 nuevas áreas de riesgo) que vendrían a sumarse a las del primer ciclo. Con estos nuevos datos resultaría una extensión total de riesgo potencial significativo de 1.082 kilómetros a lo largo de la cuenca.

Directiva europea de inundaciones.

La Directiva europea 2007/60/CE, relativa a la “Evaluación y la gestión de los riesgos de inundación”, y el Real Decreto 903/2010, de 9 de julio, que la traspone al ordenamiento jurídico español, tienen como objetivo principal reducir las consecuencias de las inundaciones sobre la salud humana, el medioambiente, el patrimonio cultural y la actividad económica.

Esta Directiva obliga a los Estados miembros a la realización de las siguientes fases y sus correspondientes revisiones:

  1. La Evaluación Preliminar del Riesgo de Inundación (EPRI) que detecta los puntos más conflictivos denominados Áreas de Riesgo Potencial Significativo de Inundación (ARPSI).
  2. La elaboración de los Mapas de Peligrosidad y Riesgo de Inundación (MAPRI), fase en la que nos encontramos en la actualidad.
  3. El Plan de Gestión de Riesgo de Inundación (PGRI), que establece el marco administrativo, los programas de medidas y los protocolos de actuación en base a las etapas anteriores, con un periodo de vigencia de 6 años.

Para el ámbito de la demarcación hidrográfica del Guadalquivir, es el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la CHG, el Organismo responsable de elaborar el Plan de segundo ciclo que incorporará los programas de medidas aportados por las entidades locales, autonómicas y estatales.

En la actualidad, la CHG se encuentra inmersa, desde el pasado 12 de marzo, en la revisión de la cartografía de primer ciclo, que se puede consultar y descargar desde el siguiente enlace https://idechg.chguadalquivir.es/nodo/descargas.html.

Durante este periodo, que se prolongará a lo largo de 3 meses o hasta que dure el Estado de Alarma, cualquier entidad o interesado particular puede realizar aportaciones y formular las observaciones y/o sugerencias a los ficheros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here