Nuevos desprendimientos en la muralla de la calle de la Feria


La Gerencia de Urbanismo ya detectó las patologías en noviembre pasado y tiene previsto actuar en ellas

Desprendimiento de muralla en la calle de la Feria. /Foto: JC
Desprendimiento de muralla en la calle de la Feria. /Foto: JC

Las lluvias de la pasada semana han causado daños en la muralla de la calle de la Feria con desprendimientos en lienzo que corresponde al solar de lo que fue ermita de la Aurora y que actualmente está convertido en un espacio municipal de usos diversos. Los cascotes han caído de la parte alta de la muralla y no han causado mayores daños.

El desplome de un trozo de muralla, con mayores consecuencias, en la misma calle en octubre del año pasado hizo que desde la Gerencia de Urbanismo se inspeccionase esta construcción defensiva para comprobar su estado de salud. En noviembre ya estaba elaborado el informe y en el mismo se detecta una patología sobre la que va a actuar este organismo municipal.

En concreto, se señala que la enredadera existente “ha causado serios daños sobre las fábricas de sillería”, mientras que en la parte carente de vegetación esta “afectada en su parte baja por severas patologías de disgregación del soporte pétreo como consecuencia de la humedad ascendente por capilaridad”. Esta circunstancia ha causado “desprendimientos de piezas de cierto calibre que se han podido visualizar sobre los bancos adosados a la muralla”. 

La ermita de la Aurora se construyó a comienzos del siglo XVIII y fue sede de la hermandad del mismo nombre, cuya titular se conserva en la parroquia de San Francisco y San Eulogio. El estado de abandono en que estaba el inmueble hizo que se derrumbara en febrero de 1960. Hasta 1998 no decidió el Ayuntamiento actuar en este espacio para adecentarlo y convertirlo en un lugar en el que se celebra desde cine de verano hasta un mercadillo algunos domingos. En la decoración del mismo se incluyeron en la parte alta de la muralla unos versos diseñados por el artista José María Báez del poema ‘Letanía de las glorias de Córdoba’, de Pablo García Baena.