El Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir se prepara para el 11 de mayo


Medidas de protección, distanciamiento social, citas presenciales concertadas previamente y clasificación de pacientes son las principales medidas para el inicio de este proceso de desescalada

Córdoba coronavirus
Sanitarios de las urgencias del Reina Sofia./Foto: HURS
Córdoba
Sanitarios de las urgencias del Reina Sofia./Foto: HURS

El Distrito de Atención Primaria Córdoba y Guadalquivir ha elaborado su plan funcional en el que se planifican y redefinen circuitos para la normalización gradual de su actividad a partir del próximo día 11. Una de las medidas que primero se llevará a cabo será el aumento progresivo de las consultas presenciales mediante cita previa en los centros de salud y consultorios. Por otro lado se adaptará la oferta de algunos servicios que, aunque se han seguido prestando, se incrementarán para dar respuesta a la nueva situación (como es el caso de las extracciones o la vacunación infantil) y, de forma paralela, se reanudarán de forma escalonada el resto de actividades de la cartera de servicios de atención primaria.

La consulta telefónica continuará siendo predominante en las agendas de todos los profesionales, tanto como paso intermedio en la valoración de la necesidad de consulta presencial, así como en el seguimiento de pacientes y resolución de demandas administrativas. De hecho, todas las citas presenciales serán gestionadas por parte del personal sanitario, es decir, será el profesional el que determine en qué momento un paciente debe acudir a su centro de salud y quien le informe directamente de los circuitos y condiciones establecidas para ello.

El proceso será progresivo y monitorizado en función de la evolución de la pandemia y de las medidas de desconfinamiento establecidas a nivel estatal.  La gestión y planificación de las agendas y sus distintas actividades se realizará de forma que pueda garantizarse la menor concentración de personas en los espacios comunes del centro. Las consultas telefónicas estarán distribuidas a lo largo de la jornada de trabajo e intercaladas entre tramos de consultas presenciales y cada una de ellas tendrá la duración necesaria para cumplir las medidas de seguridad. 

Los centros de salud y consultorios de este distrito compaginarán de este modo la atención presencial con la telefónica manteniendo el de los pacientes sospechosos de Covid-19 que ya se implantó a principios del estado de alarma. Los circuitos estarán claramente identificados con salas de espera y espacios diferenciados y los distintos profesionales guiarán el tránsito de las personas. 

Además de mantener los puntos de información a la entrada de los centros para diferenciar a los pacientes que acudan con cita de los que no, se pondrá en marcha un sistema de clasificación para evaluar a los pacientes que se personen solicitando atención sanitaria no programada. Esta clasificación determinará el circuito y la prioridad con la que será atendido cada paciente y si esta debe realizarse de forma telefónica o presencial. 

Es fundamental la colaboración de la ciudadanía en este proceso de normalización de la asistencia ya que será el criterio clínico el que determine la forma y el circuito de atención siempre que se cumplan las normas de seguridad para todos. En el caso de ser necesaria una cita presencial, el paciente será informado sobre cómo acceder, la importancia de cumplir con la hora de la cita y las medidas de protección necesarias.

Atención telefónica

El Servicio Andaluz de Salud habilitó un servicio de atención telefónica para pacientes de Atención Primaria (medicina de familia, pediatría o enfermería). Las personas que necesitan atención sanitaria pueden solicitar cita para consulta telefónica a través de ClicSalud+, App y teléfono de Salud Responde o llamando a los teléfonos de información de los centros de salud. El profesional sanitario, una vez recibe la cita, contacta con el paciente a través de esta vía. Este método de consulta continuará siempre y cuando el profesional sanitario considere que no es necesaria la presencia del paciente.

Esta modalidad de atención apoyada por otras herramientas telemáticas de comunicación profesional-paciente ha mostrado su utilidad durante las últimas semanas como contención a la pandemia al permitir la continuidad de la asistencia prestada por todos los profesionales de atención primaria. En esta fase que comienza el próximo lunes, se considera fundamental que esta sea, en la medida de lo posible, la vía del primer contacto del paciente con su centro de salud y que sean sus profesionales referentes los que determinen si es necesario su desplazamiento o su atención presencial.