Rotundo “no” a la nueva Ley de Educación


Diversas asociaciones del ámbito educativo se movilizan en las redes para intentar detener las intenciones de la ministra Celaá

whatsapp image 2020 05 04 at 101029La nueva ley educativa, la Lomloe, que el Gobierno socialcomunista de España está intentando sacar adelante aprovechando el estado de alarma, está encontrando -en su mayoría- rechazo por parte de los distintos colectivos de la comunidad educativa.

Las formas y el fondo de la ley (que suprimiría los centros de educación Especial, entre otros aspectos) siguen provocando reacciones. Una de ellas ha sido una quedada digital que tendrá lugar este lunes.

Manual 4 De Mayo

Cabe recordar que, desde la Concapa ya se advertía que “en un momento en el que la pandemia del COVID-19 está asolando a nuestro país, las organizaciones de la enseñanza concertada consideran que es necesario priorizar la vida y la salud de nuestra sociedad. Precisamente por eso, no es comprensible que el Ministerio de Educación trate de aprovechar una situación como esta para acelerar la tramitación de la Lomloe, sustrayendo a la comunidad educativa el sano y democrático debate que debe preceder a la aprobación de toda ley, especialmente en un asunto tan importante como el educativo”.

whatsapp image 2020 05 04 at 101030Mientras que se detallaba que “los representantes de la Plataforma Concertados, entidad constituida por Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG), CECE (Confederación Española de Centros de Enseñanza), Concapa (Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos) y Cofrapa (Confederación de Padres de Alumnos), y en la que también están integrados los sindicatos mayoritarios de la concertada FSIE (Federación de Sindicatos independientes de la Enseñanza) y Feuso (Federación de Enseñanza de la Unión Sindical Obrera), y abierta a nuevas adhesiones, se han reunido con carácter urgente ante la decisión de la Mesa del Congreso de no querer aceptar un aplazamiento del trámite de presentación de enmiendas. una actitud poco elegante y que, desde luego, manifiesta un déficit democrático inadmisible”.