Fuentes acusa al Gobierno de “estrangular la maniobrabilidad del Ayuntamiento”


Albás califica la decisión de "auténtica vergüenza" y Badanelli afirma que "es un disparate más" del Ejecutivo

Paula Badanelli, Isabel Albás, José María Bellido y Salvador Fuentes. socios
Paula Badanelli, Isabel Albás, José María Bellido y Salvador Fuentes. /Foto: JC

La decisión del Gobierno central de restringir a solo el 20 por ciento del superávit al gasto social no ha caído nada bien en el Ayuntamiento. Esta medida, contemplada en el Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros el pasado martes y reduce a ese porcentaje lo que hasta ahora se ha conocido como inversiones financieramente sostenibles y con las que se tenía previsto desde el Consistorio paliar los efectos sociales, laborales y económicos que va a dejar la crisis del coronavirus.

Paula Badanelli, Isabel Albás, José María Bellido y Salvador Fuentes.
Paula Badanelli, Isabel Albás, José María Bellido y Salvador Fuentes. /Foto: JC

En opinión del teniente de alcalde de Hacienda, Salvador Fuentes, esta medida “estrangula la maniobrabilidad del Ayuntamiento para salir de la crisis en lo social y en la reactivación del empleo”. La previsión que se baraja es que el remanente positivo de Tesorería correspondiente a 2019, y que aún no está cerrado, ronde los 20 millones de euros. El edil popular considera que este recorte del Gobierno de Pedro Sánchez afecta también al periodo medio de pago a los proveedores, lo que repercute gravemente en la economía de las pequeñas y medianas empresas cordobesas. “No se pueden pagar las facturas a 30 días porque no hay una actividad presencial en el Ayuntamiento”, ha explicado, a la vez que propone que dicho plazo se amplíe, al menos, a los 50 días o que se rebaje la regla de gasto.

Fuentes ha reclamado una “flexibilización” de estas medidas del Gobierno y espera que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) “ponga el grito en el cielo”, ya que la gravedad de la medida se extiende a todos los ayuntamientos de España. “Me tienen que permitir que el remanente de Tesorería lo pueda dedicar a paliar los efectos de la epidemia y a tomar medidas para el día siguiente” a la finalización de la crisis.

A estas críticas se ha sumado la primera teniente de alcalde y portavoz de Ciudadanos, Isabel Albás, quien ha afirmado que “es una auténtica vergüenza que en la situación en que estamos no nos dejen ayudar a las personas más necesitadas”. Esta concejal señala directamente al Ejecutivo de Pedro Sánchez, del que dice que “es un Gobierno de titulares, pero de ningún compromiso con la sociedad” y pone el ejemplo de los autónomos, para los que reclama ayudas más efectivas, ya que, en caso contrario, “se van a cargar un músculo económico muy importante de España”. Por esto, ha pedido al Gobierno “que se dejen asesorar por los que saben, si ellos no han trabajado nunca”, porque “está provocando que se pierda la clase media española, porque el que no factura no puede pagar”. 

Desde el grupo municipal de Vox también se ha criticado esta medida del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Su portavoz, Paula Badanelli, ha mostrado su perplejidad y la ha calificado de “precipitada, porque lo que hace es dificultar la buena labor de la mayoría de los ayuntamientos, que están dando respuesta con los medios que tienen”, por lo que ha añadido que “es otro disparate más de este Gobierno que va a llevar a España, y a Córdoba por extensión, a la ruina”. 

Sobre la gestión que el Gobierno central está realizando de la crisis del coronavirus, Badanelli ha explicado que “las decisiones son en su mayoría erróneas y no vale el café para todos”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here