La Junta afirma que la Residencia de San Rafael cuenta con las condiciones para contener el Covid-19

33

Botella ha explicado que la Inspección Provincial de Servicios Sanitarios de la Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta en Córdoba "realizó ayer una visita"

La delegada de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Jesús Botella, en una imagen de archivo./Foto: LVC
La delegada de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Jesús Botella, en una imagen de archivo./Foto: LVC

La delegada territorial de Salud y Familias de la Junta en Córdoba, María Jesús Botella, ha afirmado este miércoles que la Residencia-Hogar para Mayores San Rafael, que gestionan en Montilla las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, “cuenta con las condiciones estructurales y organizativas para prevenir y contener el Covid-19 tras la visita de la Inspección” de Servicios Sanitarios.

En un comunicado, Botella ha hecho este anuncio después de que el alcalde de Montilla, Rafael Llamas (PSOE), haya reiterado a la Consejería de Salud y Familias su solicitud de “que active una intervención sanitaria” en la Residencia-Hogar para Mayores San Rafael de Córdoba, con 24 afectados por Covid-19, entre residentes, trabajadores y religiosas.

Ante ello, Botella ha explicado que la mencionada Inspección Provincial de Servicios Sanitarios de la Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta en Córdoba “realizó ayer una visita” a la citada residencia, “dentro de las actuaciones desarrolladas por la Consejería de Salud y Familias para la vigilancia de las condiciones sanitarias de los centros sociosanitarios y en cumplimiento de las medidas excepcionales establecidas para la prevención y control de la emergencia sanitaria por el Covid-19”.

En este sentido, la delegada de Salud ha indicado que, tras la visita del equipo de la Inspección Provincial de Servicios Sanitarios de Córdoba, “el centro cuenta con las condiciones estructurales y organizativas suficientes para la adecuada prevención y contención del Covid-19, teniendo previstos los recursos que pudieran ser necesarios en el supuesto de incremento de casos”.

A este respecto, María Jesús Botella ha indicado que en estos momentos “la agilidad y la coordinación entre los servicios de inspección, sanitarios y los centros es vital para dar una respuesta adecuada a los mayores y a los cuidadores de los centros y protegerlos”.

Así, ha señalado que “el personal de la residencia dispone de medios de protección individual, como guantes, mascarillas y batas desechables, suministrados por la Delegación Territorial de Salud y Familias, el Centro de Salud y donaciones de particulares y empresas”, y ha asegurado que “desde la delegación territorial se continuará enviando nuevo material de protección en las próximas semanas” .

Durante esta visita, el equipo de la Inspección, acompañado de la madre superiora responsable de la residencia, la coordinadora provincial de enfermeras gestoras de casos asignadas a las residencias de mayores y la médico de familia asignada a la atención sanitaria a este centro, ha constatado que “este centro ha desarrollado e implantado un plan de contingencia, conforme a lo previsto en las instrucciones del Ministerio de Sanidad, para hacer frente a las situaciones previsibles de incremento de contagios entre residentes y personal”.

Para ello, ha establecido “un sistema de aislamiento riguroso de todos los residentes en sus habitaciones, donde reciben asistencia, cuidados, comida y todas las atenciones que necesitan, dejando sin tránsito ni ocupación los espacios comunes del centro, para así evitar contagios”.

Por otro lado, “se han sectorizado las dos plantas de la residencia, para favorecer el mejor aislamiento posible de los residentes positivos o sospechosos y además tienen asignado personal específico para atención a los residentes infectados o sospechosos, diferente del que atiende a los no contagiados, y han contratado nuevo personal sanitario y no sanitario para cubrir las bajas”.

Por último, la delegada territorial de Salud y Familias, María Jesús Botella, ha resaltado “la perfecta coordinación con los servicios sanitarios del Servicio Andaluz de Salud, a través del personal sanitario del Centro de Salud Lucano, a cuya zona corresponde esta residencia”.

En base a ello, “una médico de familia realiza visita diaria, para el seguimiento y tratamiento de todos los residentes afectados y vigilancia del resto de residentes y personal, efectuándose todas las pruebas diagnósticas de coronavirus que son necesarias, conforme al protocolo del Ministerio de Sanidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here