Solicitan parar las obras de construcción temporalmente


Así lo han pedido, indicando algunas excepciones, por carta al ministro José Luis Ábalos los arquitectos, arquitectos técnicos e ingenieros técnicos de obras públicas españoles

Edificio en construcción en Turruñuelos. viviendas VPO
Edificio en construcción. /Foto: LVC
Edificio en construcción en Turruñuelos. viviendas VPO
Edificio en construcción. /Foto: LVC

Suspender temporalmente la actividad en las obras de construcción, con algunas excepciones, para frenar la propagación del coronavirus. Es lo que han solicitado este martes por carta al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, los presidentes del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España, el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España y el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas. 

En la misiva remitida al Ministerio, los representantes de dichos profesionales españoles indican que “las obras de edificación, por la complejidad en su desarrollo, la pluralidad de agentes que intervienen en ellas, así como la diversidad de obligaciones y responsabilidades, tienen una singularidad propia que requiere un tratamiento específico en la adopción de las medidas y decisiones correspondientes”.

De esta forma, consideran que “la situación generada por la rápida transmisión del COVID-19 no hace factible garantizar las condiciones de seguridad y protección de la salud de todos los agentes, trabajadores y personal interviniente en la obra establecidas en los protocolos sanitarios oficiales y demás normativa aplicable, así como de terceros que pueden verse afectados por la continuación de la actividad”. 

Por ello, los firmantes de la carta, indican que “desde nuestra responsabilidad social y en la línea apuntada anteriormente, nos dirigimos a usted, como autoridad competente, para que decrete la suspensión temporal de las obras de construcción”. No obstante, consideran que pueden seguir desarrollándose obras en algunos casos como el de “todas aquellas obras de ejecución urgente que responden al interés general y, de manera especial, las que estén vinculadas directa o indirectamente a la realización de actividades necesarias por la situación actual derivada del COVID-19”.

Igualmente, podrían seguir en funcionamiento las “obras que se encuentren en la fase última de ejecución y, de maneras especial, las de edificios de viviendas próximas a su entrega, siempre que por su naturaleza sea factible garantizar las condiciones de seguridad y salud requeridas”. También, “aquellas actividades que se desarrollen en las partes interiores de las obras en ejecución o en ubicaciones de mínimo impacto y en las que, por su naturaleza, sea factible garantizar las condiciones de seguridad y salud requeridas” además de “aquellos trabajos cuya continuación sea imprescindible para garantizar la seguridad de la propia obra y/o las operaciones necesarias para su cierre, mientras dure la suspensión temporal por el Estado de Alarma”.

Antes de concluir su escrito al ministro, los profesionales firmantes se comprometen a “seguir trabajando con normalidad en el resto de las actividades no relacionadas con la ejecución de las obras con el objetivo de reducir todo lo posible el impacto económico del COVID-19 y estar preparados para recuperar el ritmo en este sector tan estratégico una vez que superemos esta gravísima crisis sanitaria. Así, evitaremos retrasos en la reanudación de la actividad y recuperaremos, incluso, parte del tiempo perdido en el marco de un plan de reactivación del sector que será clave para acelerar la recuperación económica de España”.