El Reina Sofía prioriza las exploraciones en pacientes oncológicos o con pruebas relevantes


El diferentes iniciativas persiguen ofrecer una respuesta más rápida a los paciente urgentes y preferentes y garantizar el menor riesgo de contagio posible

La Unidad de Medicina Nuclear del Hospital Reina Sofía./Foto: LVC fundación ortega
La Unidad de Medicina Nuclear del Hospital Reina Sofía./Foto: LVC
La Unidad de Medicina Nuclear del Hospital Reina Sofía./Foto: LVC
La Unidad de Medicina Nuclear del Hospital Reina Sofía./Foto: LVC

El equipo de profesionales de la Unidad de Medicina Nuclear del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha puesto en marcha una serie de medidas organizativas en el marco del Plan de Actuación Frente al nuevo Coronavirus, entre las que destaca la de dar prioridad a las exploraciones en pacientes oncológicos, hospitalizados y en los que la prueba sea relevante para su proceso.

Así lo ha indicado la Junta de Andalucía en un comunicado en el que ha puesto de manifiesto que las diferentes iniciativas persiguen ofrecer una respuesta más rápida a los paciente urgentes y preferentes y garantizar el menor riesgo de contagio posible.

Para ello, la unidad ha evaluado la programación asistencial y citas, de forma que tras ese análisis individualizado de cada caso, aquellos pacientes cuyas exploraciones (densitometrías, gammagrafías o PET/TC) o tratamientos pueden esperar, pospongan su cita.

De este modo, los profesionales de Medicina Nuclear atienden en estos momentos la demanda de pruebas de pacientes urgentes, oncológicos, hospitalizados y también, la de aquellos casos en los que la exploración es relevante para la toma de decisiones clínicas. Desde que comenzaran a implantar las medidas, la unidad ha contactado con más de un millar de personas de forma individual, a fin de explicarles la actual situación y las precauciones necesarias en estos momentos.

Además de las exploraciones, la unidad mantiene la actividad quirúrgica referente a biopsia selectiva de ganglio centinela en el Hospital Reina Sofía y también en el Hospital Valle de Los Pedroches. Esta técnica ayuda a determinar un mejor tratamiento para el paciente e implica a múltiples especialidades (multidisciplinar). Su desarrollo consta de dos partes, una primera que se realiza en el servicio de Medicina Nuclear mediante imágenes y, la segunda, que se lleva a cabo en quirófano (extracción del ganglio y análisis del mismo).

En cuanto a la organización interna, el equipo de profesionales ha establecido unas normas de protección específicas para minimizar las posibilidades de contagio.