Servicios Sociales reconfigura la ayuda a domicilio

35

El objetivo es garantizar el cuidado esencial y básico de las personas en situación de gran dependencia y dependencia severa

Manos ayuda domicilio dependencia
Manos. /Foto: LVC

Con la finalidad de prestar la ayuda a domicilio dentro de las condiciones impuestas por el estado de alarma para evitar la expansión por contagio del coronavirus, el alcalde, José María Bellido, ha firmado un decreto por el que se reorganiza este servicio con la finalidad de garantizar el cuidado esencial y básico de las personas en situación de gran dependencia y dependencia severa, así como de aquellas que hayan accedido al servicio por la vía de urgencia.

Manos ayuda domicilio dependencia
Manos. /Foto: LVC

La medida más llamativa es la reconfiguración de la atención domiciliaria, ya que el servicio podrá variarse en intensidad si se comprueba que las necesidades están cubiertas por otros cuidadores familiares en aquellos casos en los que se requiere de una menor intensidad de atención. También se podrán incorporar otras acciones como realizar comprar elaborar comida o establecer contacto telefónico con familiares confinados en otros lugares, entre otras medidas.

La Delegación de Servicios Sociales no va a interrumpir las prestaciones para garantizar que estas personas dispongan de la atención a sus necesidades básicas, como es el aseo, la higiene personal y de su entorno, así como el vestido o las prestaciones farmaceúticas y de alimentación.

En el supuesto de que algún usuario renunciara de forma voluntaria y temporal a la prestación del servicio se deberá comprobar que la persona queda debidamente atendida en todas su necesidad y de esta situación se informará a los servicios sociales comunitarios del Ayuntamiento, quienes verificarán el cambio de circunstancias.

En el caso de los grandes dependientes y de los dependientes severos, con escaso o nulo apoyo familiar, se mantiene la intensidad de la prestación reconocida, priorizándose el aseo, la movilización, la ayuda para dar de comer y beber, el control del tratamiento médico y los cuidados especiales para los primeros. Los cuidados domésticos no prioritarios podrán ser modificados o sustituidos si redundan en una más eficaz prestación del servicio adaptado a las necesidades actuales del usuario, en servicios tales como comida a domicilio o adquisición y entrega de alimentos.

La atención a los dependientes de Grado I “quedan reconfigurados, o en su caso suspendidos, al seguimiento y atención telefónica y en los casos de falta de apoyo familiar se facilitará servicio de comida a domicilio. Las horas y el personal liberados por este cambio “pasarán a habilitar nuevas ayudas o a incrementar la intensidad de las existentes, siempre que sea posible y se determinen por los servicios sociales comunitarios municipales”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here