El reto de ser responsables

19

El Coro analiza algunos escenarios de la epidemia del coronavirus y da a conocer las primeras medidas del Ayuntamiento de Córdoba.

Grabación de El Coro

Estos productos audibles que son los podcast, esta potente herramienta comunicativa a demanda de los usuarios, también serán en un futuro una hemeroteca sonora que cuente lo que ocurrió, o al menos, aporte una visión a los hechos del pasado. Cuando dentro de unos años nuestros hijos o nietos busquen información sobre una de las pandemias más importantes a las que se ha enfrentado la humanidad, y la más importante en esta época contemporánea, podrán saber que en España hubo un Gobierno que antepuso la propaganda a la salud pública y su ideología al bien común. Porque este análisis es el punto de partida de la tertulia de esta semana en la que participan Natividad Gavira, Francisco J. Bocero, Antonio Prieto y el teniente alcalde de Presidencia del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico, que llegó recién acabada la rueda de prensa del alcalde Bellido en la que se expusieron las medidas excepcionales que se van a adoptar en el municipio. 

“En España hasta el lunes 9 de marzo no se ha tomado esto en serio y ahora se le pide responsabilidad a la gente”. Abre el fuego así Antonio Prieto con un argumento cierto e incómodo. En la información, en la que interesadamente se ha ocultado o se ha expuesto de manera sesgada, ha estado la clave de lo que pueda ocurrir en las próximas semanas. “Las manifestaciones del 8 M se han celebrado con la promoción de las personas que debían velar por nuestra salud. Se ha llevado a la confusión a los medios y a las personas interesadamente. Hasta el lunes estábamos mirando a otro lado”, añade Natividad Gavira. Una  comunicación, la oficial, que “ha sido pobre, relativizando el impacto”, apunta Francisco Bocero, que destaca que “la amplificación televisiva ha mirado hacia afuera”. A Italia, principalmente. Como si esto no fuera con nosotros. Como si no nos fuera a tocar. 

“De repente el día 9 cae el meteorito. Es impresentable”, remata Bocero. En efecto. El meteorito ha llegado incluso a la ministra de Igualdad. Qué cosas. 

Se incorpora a la tertulia Miguel Ángel Torrico, teniente de alcalde delegado de Presidencia del ayuntamiento cordobés, para contarnos las medidas que el consistorio ha adoptado, en principio, hasta el 31 de marzo, medidas en coordinación con la Junta de Andalucía y el (des) Gobierno de España. Cierres de centros cívicos, de teatros, trabajo telemático para los empleados municipales y oposiciones postergadas. Son algunas de las medidas y son las que en su marco de actuación pueden ejercer. Torrico no entra a valorar políticamente este asunto porque acude a El Coro, “en calidad de representante municipal”, y, en efecto, no lo hace. Aunque sí se muestra preocupado por las consecuencias económicas que ya está teniendo esta pandemia: “Sector turístico, taxis, comercios…”. 

Un plano, el económico, en el que se detiene Francisco Bocero, que está durante la tertulia pendiente de las medidas que se toman en el marco de la Unión Europea. Una UE que ha quedado retratada también en esta crisis, en la que cada país ha hecho de su epidemia un sayo. Menuda coordinación. Menudo liderazgo. Menuda ‘unión’. “La UE, en situaciones como ésta, asoma sus vergüenzas” sostiene Antonio Prieto. 

Cuando grabamos este podcast aún no se había decretado el cierre de los centros de enseñanza desde el próximo lunes, pero se veía veir. Como se asoman otras medidas difíciles y dolorosas, aunque en ese sentido Torrico es optimista: “la sociedad está concienciada para admitirlas y entenderlas”.

En efecto, como sociedad tenemos un importante reto por delante. Una oportunidad tremenda de aprender cosas, de descubrir de nuevo que tenemos una familia, unos hijos, por ejemplo. Esta parada obligatoria en la vida a veces tan vertiginosa y sin sentido que llevamos, es una manera de reflexionar sobre las cosas realmente importantes.

Es el último Coro que, de momento, grabamos presencialmente. El próximo lo haremos vía Skype, porque las medidas sanitarias deben ser para todos. Desde ayer en este periódico se trabaja desde casa como medida de prevención para su empleados y colaboradores. 

Toca ser responsables. Y esperar que esto pase pronto. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here