Condenado a ocho años y medio de cárcel un joven por abusos a su sobrina menor y exhibicionismo


Se da por probado que al menos durante los años 2012 y 2013 el procesado estuvo casado con una mujer, viviendo con ella y con sus dos hijos en un edificio de la capital cordobesa

acusado
Fachada Norte de la Ciudad de la Justicia de Córdoba./Foto: LVC
acusado
Fachada Norte de la Ciudad de la Justicia de Córdoba./Foto: LVC

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba ha condenado a penas de ocho años y seis meses de cárcel a un joven de 31 años de edad, acusado de delitos continuados de abusos sexuales a menor y de exhibicionismo de material pornográfico supuestamente cometidos sobre una sobrina suya, entre los cinco y seis años de edad, entre 2012 y 2013. Los jueces subrayan la versión “válida y creíble” de la víctima, con una declaración “clara y tajante”.

Según recoge la sentencia, facilitada a Europa Press por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), se da por probado que al menos durante los años 2012 y 2013 el procesado estuvo casado con una mujer, viviendo con ella y con sus dos hijos en un edificio de la capital cordobesa.

En ese inmueble vivía también la hermana de ella y su familia, de la que formaba parte una hija nacida en febrero de 2007. Según los jueces, “las relaciones de esta menor con la familia de su tía eran muy buenas, siendo constante la presencia de la niña en casa de ésta, en la que se quedaba a dormir con frecuencia”.

De este modo, en varios días no determinados durante los años 2012 y 2013, “con ocasión de encontrarse los dos solos”, el acusado supuestamente mostró a la menor películas y escenas de contenido pornográfico. También en ese tiempo y “en diversas ocasiones en que todos los integrantes de la familia dormían”, supuestamente abusó de ella.

A consecuencia de estos hechos, la menor manifestó distintos síntomas asociados a esas vivencias y a su tío, de manera que desde mayo de 2017 y durante diez meses recibió asistencia profesional especializada, que consiguió remitir la sintomatología.

En concreto, los magistrados han señalado que la declaración de la menor es “clara y tajante y no deja margen de duda alguna de que la misma vivió esos episodios, una versión persistente sin fisuras ni incongruencias u omisiones para la edad de la declarante a la hora de recordar lo acaecido años antes”, así como “una versión válida, creíble y aparentemente alejada de fabulaciones”.

Igualmente, indican que la menor, “con una capacidad intelectual suficiente para distinguir entre la realidad y la fantasía, ofrece un relato genérico cohibido y emocionado –propio de la edad y de la naturaleza de la confesión–, pero sincero y claro en su natural exposición de los para ella anómalos abusos sufridos por la actuación de su tío”.

Además de las penas de prisión, la Audiencia ha condenado al hombre a una orden de alejamiento de la víctima por un período de ocho años y seis meses, así como indemnizar a la menor en la cantidad de 20.000 euros por los daños y perjuicios causados.

La Fiscalía había pedido que le impusieran diez años de cárcel y cuatro años de orden de alejamiento, mismas penas que solicitaba la acusación particular, mientras que la defensa pidió la absolución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here