Podemos se estrella en su primer ataque a la Iglesia


Critican que los vecinos de Vallellano hayan solicitado colocar un monumento "con simbología religiosa"

Juan Alcántara y Cristina Pedrajas. Podemos
Juan Alcántara y Cristina Pedrajas. /Foto: JC

El grupo municipal de Podemos ha usado una rueda de prensa sobre los presupuestos municipales para lanzar un ataque a la Iglesia Católica sustentado en inexactitudes y en los lugares comunes propios de los grupos de extrema izquierda. El concejal Juan Alcántara, ha denunciado una supuesta connivencia entre el gobierno municipal con el estamento eclesiástico al que “se le ha concedido una licencia express” para las obras en el Palacio Episcopal, cuando la licencia no está todavía otorgada. También ha mostrado su malestar por la colocación de un monumento “con simbología religiosa” en Conde de Vallellano, cuando esta iniciativa ha partido de los vecinos de la zona y de que “crecen los eventos de forma ostensible” en la vía pública, en alusión a las procesiones, cuando estas son organizadas por las hermandades.

Juan Alcántara y Cristina Pedrajas.  Podemos
Juan Alcántara y Cristina Pedrajas. /Foto: JC

Ésta ha sido la primera ocasión en la que de forma explícita Podemos arremete contra la Iglesia Católica en este mandato municipal, y como no podía ser de otra manera, Alcántara ha criticado la recuperación por parte del gobierno municipal de subvenciones a colectivos “directamente vinculados a una confesión religiosa”, sin hacer alusión alguna a la labor que hacen ni a las personas a las que beneficia. Como conclusión, ha indicado que “este modelo de ciudad no representa a los cordobeses”. La concejal Cristina Pedrajas ha añadido que “la Iglesia no tendría que tener ninguna influencia”.

En la rueda de prensa, los dos únicos concejales con los que cuenta Podemos en el Ayuntamiento, han criticado que el gobierno municipal de PP y Ciudadanos hayan hecho un anteproyecto de presupuestos “con una impronta muy de derechas” y han señalado que tienen propuestas para los mismos, aunque “vemos muy difícil que las acepten”. 

De nuevo, han recuperado el discurso del debate de las ordenanzas fiscales al señalar que en estos presupuesto “se han rebajado impuestos de forma considerable a la gente que más tiene”, a la vez que se estimulan unos “intereses económicos que favorecen al Cabildo Catedralicio” y que “están en contrate una fiscalidad justa”, por lo que “están en contra de la sociedad cordobesa”.