El Hospital Reina Sofía realiza por primera vez una extracción de lóbulo pulmonar mediante cirugía robótica


El Hospital Universitario Reina Sofía de Córboba ha realizado, por primera vez en Andalucía, la extracción de un lóbulo pulmonar mediante cirugía robótica

El Hospital Reina Sofía realiza por primera vez una extracción de lóbulo pulmonar mediante cirugía robótica./Foto: LVC
El Hospital Reina Sofía realiza por primera vez una extracción de lóbulo pulmonar mediante cirugía robótica./Foto: LVC
El Hospital Reina Sofía realiza por primera vez una extracción de lóbulo pulmonar mediante cirugía robótica./Foto: LVC
El Hospital Reina Sofía realiza por primera vez una extracción de lóbulo pulmonar mediante cirugía robótica./Foto: LVC

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córboba ha realizado, por primera vez en Andalucía, la extracción de un lóbulo pulmonar mediante cirugía robótica.

El equipo de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar del hospital utilizó el pasado 10 de enero el robot da Vinci para realizar una lobectomía en una paciente oncológica (cáncer de pulmón) con éxito, permitiendo que pudiera volver a su domicilio a las 48 horas de la intervención.

Un equipo multidisciplinar de profesionales (cirujanos torácicos, anestesiólogos, enfermería) ha sido el responsable de llevar a cabo este nuevo hito con buenos resultados, según informa en un comunicado la Junta.

Según explica uno de los especialistas que llevó a cabo la intervención, Javier Algar, “las principales ventajas que aporta la técnica robótica son la mejor recuperación y el menor dolor postoperatorio para el paciente, ya que la cirugía se realiza mediante pequeñas incisiones, consiguiendo reducir las complicaciones”.

En esta línea, el cirujano recuerda que “estas mejoras son especialmente importantes para nuestros pacientes, que en su mayoría son oncológicos, ya que reducir el tiempo de recuperación significa que pueden recibir antes su tratamiento complementario de quimio o radioterapia”.

Además de las mejoras que la cirugía robótica aporta a los usuarios, Javier Algar explica que “también facilita nuestro trabajo gracias a las propias características del equipo como una óptima visión anatómica que permite ampliar la imagen del campo sobre el que se opera o la mejor disección de los tejidos, ya que se pueden ejercitar movimientos muy precisos, a cuatro brazos y más variados, pues ofrecen mayor capacidad de giro que la muñeca humana”.

En este sentido, el cirujano señala que “la intención es incorporar esta técnica a las indicaciones de cirugía robótica y realizar unas 20 intervenciones al año como mínimo, lo que supone el 20 por ciento del total de lobectomías que se realizan en el hospital al año”.

Concretamente esta técnica (lobectomía), según detalla el también especialista en Cirugía Torácica, Francisco Cerezo, “es la intervención que se realiza con mayor frecuencia en nuestra especialidad y consiste en la resección de un lóbulo pulmonar de manera reglada, es decir, identificando y seccionando por separado los vasos arteriales y venosos, así como el bronquio de ese lóbulo”.

La indicación de lobectomía, tal y como indica Francisco Cerezo, “se realiza para el tratamiento quirúrgico del carcinoma broncogéncio y va siempre acompañada de la extirpación de los ganglios linfáticos mediastinicos (linfadenectomía)”. “Gracias a al uso del robot, se pueden extraer estos ganglios con mayor seguridad y de forma más completa, lo que permite realizar una mejor tipificación del tumor y, por tanto, ofrecer un pronóstico más preciso y tratamientos más personalizados”, ha apuntado.

La Unidad de Cirugía Torácica del Hospital Reina Sofía cuenta con una larga experiencia en el campo de intervenciones mínimamente invasivas (a través de cirugía asistida con vídeo -VATS-), a la que ahora se ha sumado la cirugía robótica (RATS). De hecho, los cirujanos torácicos realizan ocho de cada diez resecciones pulmonares mediante este método que “aporta importantes ventajas para el paciente”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here